Domingo 14 de marzo de 2010 / Resistencia

Acuerdos del Congreso de la CAOI

Ofrendando y saludando a la Madre Tierra y al Padre Sol, se juntaron no solo las manos, sino también los corazones de cerca de 400 indígenas y mestizos provenientes del Abya Yala, quiénes estuvieron reunidos del 11 al 13 de marzo en Quito, para analizar y tomar decisiones políticas organizativas en camino al Sumak Kawsay y a los Estados Plurinacionales.

y acordaron:


*COORDINADORA ANDINA DE ORGANIZACIONES INDÍGENAS — CAOI*


La defensa de los derechos de la Madre Tierra y los pueblos indígenas para hacer realidad los Estados Plurinacionales y el "Buen Vivir" es el eje transversal de las conclusiones a las que llegó el II Congreso de la Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas.

En las cinco comisiones de trabajo se analizaron:

- la crisis global, la crisis climática y el buen vivir de los pueblos;
- la reconstitución de los pueblos y los Estados plurinacionales;
- la defensa de los territorios y la Madre Naturaleza:
- megaproyectos de la IIRSA en territorios indígenas;
- criminalización y militarización, diplomacia indígena e incidencia política internacional; y
- coordinación continental de los pueblos indígenas.

Los países miembros de la CAOI enfrentarán el cambio climático
cuestionando el modelo neoliberal extractivista que saquea, depreda y
contamina a la Madre Tierra. Y se exigirá el reconocimiento de la deuda
ecológica y climática
, que tienen los países contaminantes y extractores
de las riquezas de los pueblos originarios.

Exigir a los gobiernos nacionales cumplan con efectuar la consulta para
el consentimiento previo, libre e informado de los pueblos originarios
antes de implementar modelos y leyes de "desarrollo" que afectan a los
pueblos originarios.

Dar carácter vinculante a las decisiones del Tribunal Internacional de
Justicia Climática de los Pueblos, a partir de la redacción y aprobación
por Naciones Unidas de una Declaración Universal de Derechos de la Madre
Tierra,
a fin de que se sancione a los responsables del cambio
climático: las transnacionales de los países ricos y los gobiernos
cómplices de los países pobres.

Incidir como pueblos originarios en todas las instancias nacionales e
internacionales con propuestas para enfrentar el calentamiento global.

Exigir de los gobiernos nacionales el respeto y la efectivización de los
Convenios Internacionales sobre Biodiversidad.

Recuperar y fortalecer los saberes ancestrales de cuidado de la Madre
Tierra, revalorando nuestra identidad; fortaleciendo las alternativas
propias de uso de los recursos naturales y rechazando las falsas
soluciones
propuestas por los gobiernos nacionales y organismos
internacionales.

Rechazar y exigir a los gobiernos nacionales para que NO sigan otorgando
concesiones a las industrias extractivas que destruye a nuestra Madre
Tierra.

Participar en la Cumbre Climática de Cochabamba convocada por el
Presidente Evo Morales, asi mismo en la COP 16 de México en noviembre de
2010.

Fortalecer alianzas con todos los sectores y actores sociales de los
países que conforman la CAOI para luchar contra los gobiernos y
organismos nacionales e internacionales neoliberales que afectan a los
derechos de los pueblos.

Exigir a los estados y organismos internacionales el respeto a la
autodeterminación y el reconocimiento de nuestras propias formas de
elección, ejercicio de la autoridad y la administración de justicia o
Derecho Mayor.

La CAOI, rechaza la Iniciativa para la Integración de la Infraestructura
Regional Suramericana *(IIRSA),* por los impactos que generan los
grandes mega proyectos que vienen implementando los gobiernos y
organismos internacionales.

Fortalecer el Observatorio y Defensoría Jurídica junto con otros
sectores sociales, en la Movilización Internacional a celebrarse el 12
de octubre e incidir en los foros internacionales en los temas
concernientes a criminalización y militarización.

Rechazar la instalación de bases militares y toda intervención militar
extranjera por poner en peligro la seguridad continental, y la
contaminación de nuestras tierras, aire y agua, en los territorios
indígenas.

Rechazar la criminalización y militarización en nuestros países, que son
propiciadas como mecanismos para garantizar el saqueo de nuestros
recursos naturales por las empresas transnacionales.

Denunciar a los gobiernos de los países miembros de la CAOI cuando se
produzca la muerte de luchadores y dirigentes indígenas; incidiendo en el
cumplimiento de Convenio 169 de la OIT y Declaración Universal de los
Derechos de los Pueblos Indígenas de la ONU.

Apoyar y participar en la campaña que se realiza en Colombia por los
pueblos indígenas en riesgo de extinción.

Constituir una agenda continental de mujeres, e incidir en espacios
internacionales y avanzar en la coordinación continental de mujeres
indígenas.

Apoyar y participar en la I Cumbre Continental de Comunicación a
realizarse en Cauca
— Colombia.

*CAOI
Kitu Ecuador
13 de marzo de 2010*

Minga Informativa de Movimientos Sociales


Concluyó II Congreso de CAOI

Culminaron 3 días de reflexión, análisis y construcción de propuestas
entre pueblos, donde mujeres, jóvenes, hombres y mayores del Abya Yala,
se juntaron para leer colectivamente el contexto y tejer alternativas de
unidad desde la diversidad. También se ratificó por consenso la
Coordinación General de Miguel Palacín.

En este sentido, se generaron intercambios, debates y propuestas sobre
la base de los siguientes temas:

Crisis Global, Crisis Climática y Buen Vivir de los Pueblos

“La crisis climática no se resuelve con la entrega de dinero. Los
pueblos andinos también tenemos responsabilidad de proteger los
recursos. Estamos cuestionando a la crisis global, pero hemos pasado de
la resistencia a la propuesta”.

Es evidente que la Pachamama está enferma a causa del modelo económico
extractivista que la ha sometido para que unos pocos acumulen, mientras
las mayorías siguen empobrecidas. Modelo egoísta que ha provocado la
crisis global y en especial el cambio climático, que una vez más,
demuestra que no sirve y que se debe cambiar. Situación que amerita no
sólo resistir y mantener la unidad frente a todos los proyectos que
amenazan la vida toda; y establecer alianzas y trabajo desde el
movimiento indígena con movimientos sociales y populares, sino también,
armonizar los criterios sobre el Buen Vivir y reconstruir los pueblos y
los Estados plurinacionales.

En este sentido, se identificó la necesidad de fortalecer las
alternativas propias de uso de los bienes naturales; enjuiciar a los
países y a las transnacionales responsables del crimen contra la Madre
Tierra
; trabajar por el reconocimiento de la deuda ecológica y
climática; expulsar empresas y proyectos que dañan la Pachamama e
impedir las concesiones en los territorios; y participar e incidir
políticamente en escenarios internacionales (Cumbre de México, Cumbre
sobre Cambio Climático en Bolivia). Además, realizar una Minga Global
por la defensa de la vida y del territorio.

Reconstitución de los pueblos y de los Estados plurinacionales

“La reconstitución de los pueblos indígenas empieza en los hogares.
Saber de dónde somos, quiénes somos, conocer de dónde a dónde es nuestro
territorio. Recordar a nuestros héroes”.

El modelo económico transnacional y las propuestas de vida de los
pueblos, son dos pensamientos que se oponen;

uno enfocado a la extracción y acumulación desmedida y el otro, impulsado desde el buen vivir y los Estados plurinacionales. Así, la cultura dominante se opone
tajantemente a la cosmovisión y a las costumbres de los pueblos
indígenas, reproduciendo desde sus instituciones el racismo y la
exclusión. Por ello, es apremiante la construcción de los Estados
Plurinacionales y enfrentar la colonialidad del poder y el modelo
económico de acumulación.

Teniendo clara la contradicción de estos pensamientos se instó a
propiciar el debate sobre la construcción de los Estados Plurinacionales
en los países que aun no lo han considerado y sensibilizar a la sociedad
acerca del aporte desde los pueblos indígenas para el colectivo.

También solicitaron que la CAOI convoque a una movilización mundial y que
realice acciones en el ámbito internacional en rechazo a la
“celebración” del bicentenario, socializando la propuesta de los Estados
Plurinacionales.

Defensa de los territorios y de la Madre Naturaleza; megaproyectos
(IIRSA) en pueblos indígenas.

“El IIRSA es un megaproyecto que no solo tiene impactos ambientales para
los pueblos indígenas, sino también políticos, sociales y económicos en
contra de la Madre Tierra y toda la sociedad”

La cantidad de proyectos firmados por diferentes Gobiernos con inversión
privada para desarrollar toda la infraestructura del IIRSA, viola no
solamente todos los acuerdos y convenios internacionales con los pueblos
indígenas (Acuerdo 169 de OIT, Declaración de Naciones Unidas por el
Derecho de los Pueblos Indígenas), sino también los derechos colectivos
y parte de algunas Constituciones Políticas. En este contexto, es
importante que desde la CAOI se promuevan y lideren las siguientes
acciones: denunciar el impacto de los megaproyectos en todos los
niveles; pronunciarse ante los Estados sobre el respeto a la
autodeterminación; y realizar acciones de hecho y de movilización contra
impactos del IIRSA y demás proyectos de muerte.

Asimismo, es pertinente promover un modelo de desarrollo propio; crear
Tribunales Indígenas de Justicia Climática que sean vinculantes para
sancionar a las empresas transnacionales; impulsar y redactar una
Declaración Universal de los Derechos de la Madre Tierra en las Naciones
Unidas; hacer seguimiento a las recomendaciones de la Corte
Interamericana de Derechos Humanos y otras instancias; y establecer
alianzas e incidencia política con movimientos sociales.

Criminalización y militarización. Diplomacia indígena e incidencia
política internacional

“La criminalización no sólo viene de los Estados, viene especialmente de
las transnacionales, como respuesta a la resistencia de los pueblos
frente a las industrias extractivas.”

Los pueblos se ven enfrentados a una ocupación militar territorial que
afecta todos los ámbitos de las comunidades: impone controles y
restricciones a las actividades cotidianas de la comunidad; viola la
autonomía y la soberanía (7 bases militares estadounidenses en Colombia)
y rompe el modo de vida de los pueblos; introduce escuadrones de la
muerte para causar terror; reprime protestas sociales y criminaliza; y
promueve leyes antiterroristas y modifica códigos penales.

La militarización y criminalización no son nuevas, han sido usadas por
democracias y dictaduras en todo el mundo. Además están asociadas a
intereses económicos que las financian y protegen a su beneficio. Por
esto, no solo vienen desde los Estados, sino que responden a intereses
privados, quiénes usan grupos armados, en especial a los paramilitares
para reprimir, estigmatizar y desprestigiar las luchas sociales. Frente
a esta ocupación se propuso fortalecer el Observatorio Jurídico de la
CAOI en coordinación con las experiencias de otros pueblos; convocar a
la movilización mundial del 12 de octubre; y rechazar la instalación de
bases militares.

Coordinación continental de los Pueblos Indígenas: mujeres, jóvenes,
niños y comunicación.

“Las políticas de comunicación se deben construir desde las bases en
coordinación con los líderes. Si los líderes no son coherentes ni
consecuentes con los mandatos colectivos, nosotros como comunicadores
tenemos el deber de cuestionarlos”

El trabajo de las mujeres, de los jóvenes y de los niños muchas veces no
es valorado ni tiene el mismo espacio en los procesos políticos
organizativos del movimiento indígena. Igualmente, la comunicación casi
siempre es vista solo como un trabajo técnico sin dimensionar el
potencial político estratégico que desde ese espacio se debe articular
no solo con las dirigencias, sino también con las bases. También se
analizó y se debatió sobre las principales problemáticas, pero también
se hicieron algunas propuestas para desarrollar desde el territorio y en
coordinación con la CAOI.

Solicitaron el acompañamiento y el apoyo económico de CAOI para
implementar no sólo acciones y agendas colectivas continentales, sino
también para crear políticas que les permitan la participación activa en
todos los escenarios y además formarse y capacitarse integralmente, para
responder a las necesidades de sus comunidades y de la región.
Finalmente, se comprometieron en trabajar desde las bases y los espacios
de incidencia política para que la comunicación se establezca como una
herramienta estratégica de las organizaciones.

En ese sentido, realizar la I Cumbre Continental de Comunicadores Indígenas en Colombia; articularse a las redes alternativas de comunicación; diseñar una
política de comunicación; y promover la formación política y la
capacitación técnica de los comunicadores indígenas.

Nueva directiva de la CAOI

“Este congreso debe servir para fortalecer la unidad de los pueblos andinos”

Después de una larga discusión entre los representantes de los países
que hacen parte de la CAOI, en especial los debates y los
cuestionamientos realizados por los bolivianos, ante la decisión
consensuada de reelegir la coordinación general de la CAOI, eligieron
por votación la siguiente junta directiva:

Coordinador General: Miguel Palacín, Perú.
Subcoordinador: Tomás Huanaco, Bolivia
Coordinación de Derechos Humanos: Viviana Lima, Bolivia
Coordinación de Mujer: Nancy Iza, Ecuador.

En las demás coordinaciones no se logró definir nombres específicos para
liderar esos espacios, tan solo se eligieron los países a los cuales les
corresponderá elegir esas coordinaciones internamente para presentarlas
a la nueva directiva de la CAOI. De esta manera, las otras
coordinaciones quedaron ubicadas así:

ONIC Colombia: Coordinación de Fortalecimiento de Integración Política
de los Pueblos
IDENTIDAD LAFKENCHE Chile : Coordinación de Juventud
CONACAMI Perú: Coordinador de Economía Alternativa de los Pueblos
ONPIA Argentina: Coordinación de Educación, Cultura y Comunicación: