Domingo 27 de junio de 2021 / Opinión

VII Congreso de la CONAIE

Concluía el domingo 27 de junio el VII Congreso de la CONAIE. Representantes de pueblos ancestrales de Ecuador comenzaron a llegar antes del viernes a la provincia de Tungurahua para asistir al VII Congreso de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador . Las comunidades de los 18 pueblos y 14 nacionalidades ecuatorianas debaten sobre temas de su interés como la defensa de su territorio ante el extractivismo. El evento comenzaba con música, baile, ceremonia espiritual (un grupo de yachaks graficó en el césped la cruz andina con pétalos de flores, frutas y granos. Se incluyeron los cuatro elementos representados en el fuego, la tierra, el aire y agua), con gritos por la unidad, se recordaron a las 11 indígenas asesinados en la movilización de 2019. Más temas son los relativos a la organización de la Conaie, la justicia indígena, la educación intercultural bilingüe, salud intercultural y transporte comunitario, así como el impacto negativo del alza del precio de los combustibles. La elección de nuevas autoridades para los siguientes tres años estaba entre los asuntos centrales en agenda, pues el Consejo de Gobierno actual lleva un año adicional de mandato por la pandemia. Al menos cinco candidatos son los que aspiran a la Presidencia de la Confederación. Dos mujeres y tres hombres habían anunciado candidatura a la presidencia de la Conaie: María Andrade (pueblo kichwa-saraguro), Matilde Tenesaca (Movimiento indígena de Chimborazo), Marco Guatemal (comunidades de la Sierra Norte), Leonidas Iza (presidente del Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi), Javier Aguavil (líder de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Costa). Finalmente declinaron dos y se presentaron a la votación tres. Esta elección de autoridades, habitualmente determinada por muchos diálogos y búsqueda de consensos entre territorios y pueblos, está en esta ocasión demasiado afectada por los recientes hechos electorales. Leonidas Iza y Jaime Vargas fueron contrarios a la candidatura presidencial de Yaku Pérez (a quien la Conaie considera ganador en primera vuelta frente a Lasso). Jaime Vargas en segunda vuelta apoyó al candidato correista Arauz, por lo que fue destituido como presidente de Conaie, y Leonidas Iza respetó la decisión comunitaria de voto nulo ideológico. Muchos analistas consideran que si se hubieran revisado actas electorales en primera vuelta Yaku habría aventajado al banquero Lasso, y en segunda vuelta habría tenido más apoyos que Arauz, por lo que ahora podría ser presidente de Ecuador. No obstante la bancada Pachakutit en la Asamblea Nacional es la más numerosa de su historia, incluida la presidenta del legislativo Guadalupe Llori. (Guadalupe había estado presa 10 meses durante el gobierno de Correa por las movilizaciones ocurridas en Orellana, donde ella era prefecta. Ahora, la diputada Pierina Correa, hermana del ex presidente, fue la encargada de tomar juramento a la nueva presidenta de la Asamblea, el congreso unicameral del Ecuador plurinacional). Con la energía de la mama Tungurahua, el taita Chimborazo y el Carihuairazo, Leonidas Iza y Zenaida Yasacana, fueron electos presidente y vicepresidenta de la CONAIE para los próximos tres años. La votación para la presidencia fue de: Leonidas Iza 821, María Andrade 287, Marco Guatemal 153 votos. 2.000 personas de 53 organizaciones participan en el congreso de la CONAIE, con medidas estrictas de bioseguridad. Mil trescientos son delegadas/os. El Congreso se desarrolló en territorio del pueblo Salasaka, en Tungurahua, y con afectación tensa por la reciente detención del líder Kichwa y ex presidente de Conaie Antonio Vargas por motivos políticos. La CONAIE fue conformada hace 35 años por autoridades indígenas de Selva, Sierra y Costa.