Jueves 18 de febrero de 2021 / Derechos

Wiphala: símbolo de la vida en armonía.

La Wiphala es un símbolo, no una bandera (porque no posiciona en bandos sino un todo), y representa a la Pachamama, el cosmos, los animales, las plantas, las piedras, los runas, la vida en armonía.. Su significado parte de la Unancha, que es el símbolo que ostenta los colores del arco iris: el cruce de dos arcoíris, la dualidad, complementariedad de los opuestos, lleva a la evolución, al crecimiento, a la fertilidad y a la sabiduría. Surge la Wiphala. La Historia ubica el origen de la Wiphala en comunidades del Lago Titicaca, que identificaban sus balsas de totora con insignias con los colores del arcoíris. Se hallaron restos de estandarte con características similares en la actual costa peruana del océano pacífico con una antigüedad de 800 años. Si bien la Wiphala fue utilizada por las comunidades andino amazónicas, posteriormente fue tomada por muchas comunidades indígenas de distinto origen que se sintieron representadas con este emblema de lucha por los derechos de los pueblos originarios, hasta llegar a todas las comunidades indígenas del Abya Yala. El Consejo de Amautas Indígenas del Tawantinsuyu considera que no hace falta pertenecer a un pueblo originario para sentirse representado por la Whipala. “En este nuevo Pachakutyk (ciclo cósmico de 500 años de luz) se han abierto a toda la humanidad las puertas del conocimiento, el sentir y la sabiduría”. “Donde exista una Wiphala o una Unancha estará representado el amor y el respeto al universo, a Pachamama, a los animales, a las plantas, a la tierra, a las comunidades y a la allpa mama o naturaleza”. Símbolo de integración, de rebelión, de sublevación por la liberación del movimiento indígena. Simbología de igualdad: A los colores del movimiento feminista (verde y violeta) se le suman los siete colores que conforman la bandera de la Wiphala, acompañando a los feminismos y anti racismos por la diversidad de latitudes. También la “rebelión de las wiphalas” ha hecho posible que este 8 de marzo, ({al contrario que el anterior cuando los golpistas arremetieron contra las wiphalas quemándolas}) la simbología de los 7X7 colores esté presente y participativa en los territorios del Estado Plurinacional de Bolivia.