Viernes 11 de mayo de 2018 / Sabiduría

Retorno de la abuela Kueka

Una representación del pueblo indígena Pemon de 5 sabias y 5 sabios, realizó este viernes un ritual de sanación ante la piedra Kueka, actualmente ubicada en un parque en Berlín, Alemania, como antesala a la repatriación de este patrimonio cultural de Venezuela.

Esta roca de jaspe, de 30 toneladas , representa a una persona convertida en piedra, es un símbolo sagrado para el pueblo Pemón de la Gran Sabana, estado Bolívar. Fue reconocida en 1994 como Patrimonio Natural de la Humanidad por la Unesco.

Había sido sustraída en 1998 del Parque Nacional Canaima, en el estado Bolívar de forma irregular durante el Gobierno de Rafael Caldera, la piedra fue entregada como una "donación" al escultor alemán Wolfgang Kraker von Schwarzenfeld, para formar parte de la exposición Global Stone. Pero el pueblo pemón se opuso.

En 2000, el Instituto del Patrimonio Cultural empezó a gestionar a través del Ministerio para Relaciones Exteriores los trámites para su regreso y desde 2010, el Gobierno Nacional, a través de la Cancillería, ha solicitado a Alemania la devolución de la piedra a Venezuela y más recientemente, en abril de 2018, una delegación venezolana participó en una reunión de la Unesco en la que solicitó el retorno de Kueka a la Gran Sabana.

La leyenda indígena cuenta que un joven pemón de Taurepán se enamoró de la mujer más bella de la comunidad Makuxi, y se fugó con ella, aún en contra del dios Makunaima, que prohibía el cruce entre ambos pueblos. Los amantes fueron perseguidos y su condena fue vivir abrazados eternamente, convertidos en piedra. Así se convirtieron en los ancestros de los indígenas pemón. "El abuelo" quedó solo en Santa Cruz de Mapaurí, y la abuela fue llevada a más de 8.500 kilómetros de distancia hace 20 años.

Pueblo Pemón se moviliza a la embajada de Alemania por el retorno de la Piedra Kueka