Sábado 9 de enero de 2010 / Opinión

Elena Varela y la ’historia sin fin’ del juicio

Para el próximo 3 de marzo se postergó -por tercera vez - el juicio oral a la documentalista que aboga por los derechos del pueblo mapuche, Elena
Varela.

*"Por solidaridad con el derecho de Kenny Sánchez a contar con un abogado
defensor estoy de acuerdo con el aplazamiento del juicio"*

*- Elena Varela y la ’historia sin fin’ del juicio oral postergado ahora
para el 3 de marzo *

Por Lucía Sepúlveda Ruiz

www.periodismosanador.blogspot.com

Para el próximo 3 de marzo se postergó -por tercera vez - el juicio oral a la documentalista que aboga por los derechos del pueblo mapuche, Elena
Varela, y a los co-imputados, el artesano y ex preso político mirista Kenny
Sánchez y el ex trabajador forestal de Mininco, Sergio Reyes.

Para los tres detenidos en mayo de 2008, la fiscalía pide condenas a 15 años (para ella)
y 20 años (ellos) por su presunta participación en un robo con homicidio y
un asalto a banco, en un juicio considerado emblemático para la libertad de expresión, pues la policía mantiene secuestrados los materiales fílmicos de
"Newen Mapuche, la fuerza de la gente de la tierra" (FONDART 2007) que
realizaba la cineasta antes de su arresto (nuevo trailer disponible en
http://www.youtube.com/watch?v=qwXy5zFf6a8).

Media hora deliberó el tribunal antes de tomar la resolución de aplazamiento solicitada por el abogado defensor de Sánchez, Pablo Ortega, reputado defensor de presos políticos mapuche.

El planteó ante el tribunal que vio por primera vez a su cliente
el viernes 8 de diciembre, al inicio del juicio en Villarrica, porque el ex
defensor Fernando Monsalves abandonó intempestivamente la causa de Kenny Sánchez.

Al respecto expresó Elena Varela en conversación telefónica con esta
periodista, camino al balneario de Licanray, lugar donde fue detenida en
2008 y reside nuevamente desde que se le cambiaron las medidas cautelares de reclusión nocturna:

"Una vez más debo continuar esperando.

Esto es como la ’historia sin fin’ de un juicio plagado de irregularidades.Sin embargo yo estoy de acuerdo con la postergación por razones de solidaridad y por razones elementales de derechos humanos, ya que el Fiscal Servando Pérez pretendía que en dos días el nuevo abogado se interiorizara del caso y el juicio comenzara este lunes.

¡Ahora está apurado! Debe ser porque en mayo próximo se cumplen los tres años de la detención y si no hay juicio para entonces, se anulan los cargos.

Creo que los jueces adoptaron la resolución adecuada, que vela por los
derechos humanos de un imputado. Tienen que haber tomado en consideración
que éste es un caso de gran importancia judicial, y va a tener una
trascendencia internacional.

No podían arriesgarse a que fuera declarado nulo después el juicio, porque un acusado para el que se pedía una pena de veinte años, no había contado con la debida defensa.En el juicio la investigación suma cuatro tomos y más de 2000 páginas.

Se han demorado tanto en llevarnos a juicio porque buscan y buscan pruebas pero no cuentan con ellas. Yo espero poder demostrar mi total inocencia de los hechos que se me acusan en este juicio, que considero un juicio político."

*¿Quiénes se hicieron presentes hoy en el tribunal como observadores de la causa?*

Me sentí muy respaldada, ya que entre otros pude ver a Estelle Varas,
representante del Parlamento Europeo; a abogados de la Asociación Americana de Juristas, entre ellos Graciela Alvarez; a Gilles Piquois, representando a Danielle Miterrand de la Fundación France Liberté; a Jaime Valdés, de la Subcomisión de Promoción y Protección de los Derechos Humanos acreditada ante la OIT; la Asamblea por los Derechos Humanos, junto a representantes del Observatorio Ciudadano, la Asociación de Documentalistas Argentinos,
DOCA, y de la ADOC de Chile.

También había ex presos políticos mapuche como Víctor Ancalaf, y estaba uno de mis entrevistados, un sobreviviente de la guerrilla de Neltume, el médico Pedro Cardin.

Llegaron las organizaciones mapuche de Panguipulli que luchan contra megaproyectos energéticos, y familiares de Kenny Sánchez y Sergio Reyes con pancartas de apoyo.

Previamente me escribieron dándome fuerza los documentalistas Patricio
Guzmán y Fernando Birri, entre muchos otros, y Joe Higgins representante del Partido Socialista irlandés en el Parlamento europeo,

asimismo de Soldepaz Pachakuti

la organización de derechos humanos de Asturias que visité en mi gira a Europa del año pasado, antes de ir a la sesión de derechos humanos en Ginebra. También documentalistas venezolanos y organizaciones de ese pueblo me han dado todo su apoyo.

*Estamos a muy pocos días de la segunda vuelta en la elección presidencial.
¿Algún político se ha pronunciado sobre su causa?*

No, ningún político se ha manifestado al respecto. En algo tan importante
para la libertad de expresión y los derechos humanos, debían haberse hecho presentes. Esto me hace pensar en lo enajenado, parcial y superficial que es su enfoque de la realidad. Yo esperaba en realidad que se hicieran presente de algún modo los diputados del medio audiovisual y de cultura que me dieron su apoyo visitándome en los peores momentos cuando estuve casi cuatro meses recluida en la cárcel de alta seguridad de Rancagua, eso yo lo aprecié mucho. Pero en fin, espero que sí vengan en marzo*. *

*¿Y había prensa chilena presente?*

Sí, estaba la radio BioBio, y creo que algunos diarios, incluido Azkintuwe,
el periódico mapuche. Un gran logro es que estamos logrando romper el cerco de la censura por la fuerza de los hechos. A la salida del tribunal me
entrevistó TELESUR y la nota salió en vivo para toda su audiencia global.

Eso será muy significativo ya que estaban haciendo un reportaje sobre el
conflicto en territorio mapuche, aquí mismo donde se está desarrollando el
juicio y donde cada día en la zona hay nuevos detenidos, allanamientos y
tortura, y en ese marco me entrevistaron y pude hablar sobre mi detención, sobre el montaje mediático y policial y la pretensión de acallar a quienes difundimos con nuestra cámara las luchas y hablamos de los dolores del pueblo mapuche y de su lucha por recuperar sus tierras ancestrales.

Buscaban darme un escarmiento, el fiscal está buscando matar el monstruo de la guerrilla, del mirismo, de la lucha y neutralizar a gente de izquierda vinculada al movimiento mapuche y lucha contra el sistema, como yo.

Mi lucha se expresa en la cámara. Ser documentalista significa mostrar por ese ojo las injusticias que se cometen contra el pueblo mapuche con el apoyo silencioso de un estado supuestamente democrático. Pero el fiscal y la policía quieren mostrarme como parte de una célula guerrillera.Yo me siento muy fortalecida por la solidaridad recibida y confío en el equipo jurídico encabezado por el ex juez Juan Guzmán junto a los abogados Jaime Madariaga y Sandra Pinto, todos ellos de gran nivel."


*¿Ahora se dedicará a terminar Newen Mapuche?*

No sé si me alcance el tiempo para eso de aquí a marzo. Tengo un
ofrecimiento muy importante, el mejor montajista de Cuba me ha ofrecido que viaje para realizar en la isla el trabajo que falta para concluir el documental, que ya tiene lista toda la parte de producción. Eso sería
fabuloso para mí, pero una vez más tengo que pasar por todos los trámites de pedir autorización a la justicia para viajar, en fin.Tengo arraigo nacional.

Es muy temprano para tomar decisiones al respecto todavía. Hay informes
favorables de Gendarmería al respecto, por eso me autorizaron antes, ya que las pericias sicológicas y siquiátricas que me hicieron les demostraron
quién soy de verdad. En esos informes no aparece la "terrorista" que
dibujará el fiscal en su alegato o la pobre mujer sin capacidad de
razonamiento que sigue órdenes de otro. Por lo demás, he salido en varias
oportunidades al extranjero y cada vez he regresado a Chile, a asumir por
duro que ello sea, pues sé que puedo demostrar que todo esto es un montaje y soy inocente de las acusaciones.

*Antes de la asunción presidencial*

El juicio se realizará definitivamente -se espera- en Villarrica (a unos
780 km al sur de Santiago y distante alrededor de una hora de Temuco,
capital de la Región de la Araucanía) y con más de 150 testigos, podría
extenderse por más de dos semanas.

Villarrica es una ciudad cuyo entorno de lagos y volcanes convierte el área en un lugar privilegiado, donde un atractivo adicional es la feria artesanal mapuche. Miles de visitantes llegan allí cada verano pero en marzo sólo quedarán los locales, en tanto que las condiciones nacionales también habrán variado. Los chilenos habrán hecho su elección respecto del próximo presidente de Chile. Con seguridad el mal llamado "conflicto mapuche" habrá retomado su intensidad y la atención de la prensa nacional y extranjera se centrará en la nueva situación política, quizás puesta a prueba por la decisión que adopte el tribunal respecto de la cineasta y los otros dos imputados.

El tribunal oral seguirá estando presidido por el juez Jorge González
Salazar, e integrado por los magistrados Oscar Viñuela Aller y Alejandra
Rosas. Sólo la jueza es de Villarrica; los dos magistrados vendrán desde
Temuco, la capital regional. Las dos juezas de Villarrica se inhabilitaron
por haber juzgado ya el robo a la sucursal del Banco de Estado (2004)
ocurrido en la vecina localidad de Loncoche.

La única "prueba" contra Elena Varela no refutable por la defensa, es la
breve vinculación sentimental que la realizadora tuvo en 2004 con "Leonardo Civitarese" a quien el fiscal Servando Pérez Jordán identifica como Juan Moreno Venegas, jefe del autodenominado MIR/Ejército Guerrillero del Pueblo, una división del MIR formada en los ´90.

Moreno no ha sido habido y tampoco el único detenido por los hechos, Cristián San Martín, que se fugó de la cárcel de Temuco en 2006.

El enfoque de género del fiscal y de la policía y su capacidad para construir fábulas es ilustrativo: para ellos, Elena Varela necesariamente debía seguir el camino y el accionar de su pareja, sin capacidad para adoptar decisiones propias. Además, la fiscalía deduce
mágicamente a partir de la declaración de una testigo "protegida", que el
grupo era una alianza Frente Patriótico Manuel Rodríguez/MIR, organizada
para financiar la defensa jurídica del ex frentista Hernández Norambuena.

"Un constructo", lo denomina Elena, agregando que están sosteniendo de hecho que el ex MIR sigue vivo. Por tanto, asume ella, también es legítimo pensar que igualmente está viva la ex CNI -el organismo represivo de la dictadura- ya que la policía chilena utilizó los mismos métodos que los órganos de "inteligencia" pinochetista: seguimiento y operaciones encubiertas que duraron tres años antes de la detención; secuestro, tortura, juicio mediático, y montaje con armamento inexistente.

No falta nada en el libreto policial asumido por el fiscal Servando Pérez, que incluso como justificativo adicional menciona supuestos vínculos del grupo que realizó las acciones armadas, con las FARC colombianas, igualmente mencionadas en relación a detenciones de comuneros mapuche juzgados por la ley antiterrorista heredada de Pinochet y utilizada en tiempos de Lagos y Bachelet asiduamente.

*En la cárcel de Rancagua*

Pocos días antes del fijado para el inicio del juicio, Kenny Sánchez -
retornado en 1988, desde Suecia, país al que lo expulsó la dictadura; padre de cinco hijos y hoy militante socialista - se dirigió a los organismos de ddhh para denunciar su situación: "

A los órganos represivos no les basta el montaje que han pretendido ejecutar contra mi persona a través de una nueva acusación contra mí por "amenaza" a un funcionario de Gendarmería, sino que entran directamente a la agresión física, como un modo de provocación burda y brutal.

El día miércoles 16 de diciembre se realizó un allanamiento
al módulo en que estoy. Habiéndonos hecho salir a todos los internos de
nuestras celdas y mientras caminaba con las manos en la nuca hacia el lugar en el cual estaban concentrados los demás internos del módulo de improviso fui golpeado en la cabeza, por la espalda... Estando en el lugar de concentración, también con las manos en la nuca y mirando hacia el suelo, fui nuevamente golpeado, ahora para que bajara aún más la cabeza.

Nunca pude ver al funcionario que me golpeó. Fui llamado para hacerme presente en mi celda, motivo por cual fui tomado desde el suelo, con las manos y muñecas torcidas desde atrás, situación a la cual el mayor Ferrada puso fin, dejando de manifiesto la violencia innecesaria que estaban empleando contra mi persona los miembros del grupo de traslado del penal de Rancagua. .En conversación con el mayor éste señaló que él no era el responsable del operativo sino el
mayor Fuentes. Esta actitud de Gendarmería o de algunos de sus funcionarios, podría derivar en otros tipos de provocaciones, como por ejemplo en la "aparición de elementos prohibidos" al interior de mi celda o lisa y llanamente nuevas agresiones.

Por ello, nuevamente llamamos a los organismos de Derechos Humanos a manifestar preocupación por los malos tratos que en este penal se aplica contra todos los internos, haciéndolos responsables por las consecuencias que este tipo de provocaciones pueden tener."

Kenny Sánchez pertenece a una familia histórica de la combativa población La Victoria de Santiago, en la comuna de Pedro Aguirre Cerda, una de las áreas que contribuyó para que el Partido Comunista lograra por primera vez en democracia, contar con representación parlamentaria.

Tampoco existen pruebas contra Sánchez que puede demostrar fehacientemente que cuando ocurrieron los hechos de los que se le acusa, estaba a centenares de km de distancia, en eventos familiares que compartió con decenas de personas. El rechaza el mote de terrorista que se le ha dado a partir de su pasado mirista en dictadura, reafirmando su orgullo de haber pertenecido en esos tiempos a una organización que escribió parte de la historia de la lucha antidictatorial en Chile para recuperar la democracia, pagando por ello un alto precio en prisión y muerte de muchos de sus integrantes.

*La historia de Elena*

Elena es chilena y tiene una hija de 17 años. En los años 80 como
estudiante en el Instituto Pedagógico de la capital, conoció la represión
junto a jóvenes que cayeron combatiendo a la dictadura, como Jecar Neghme y los hermanos Vergara. Es licenciada en música por la Universidad de Chile, intérprete en clarinete y saxofón, compositora y directora de orquesta, y Magíster en Artes mención Musicología.

Formada inicialmente con los seminarios que daba ARCIS, en 2005 ya había ganado el fondo audiovisual de CORFO (2005) con "Tres Mujeres" (mapuche), juzgadas por la ley antiterrorista. En 2004 trabajó en "Miradas del Sur", su primera experiencia con FONDART, formando jóvenes documentalistas. Como directora de Cultura en Pucón, creó la Casa de la Cultura de esa comuna promoviendo intercambios con directores de cultura de todo Chile. Siguió un pos título en Gestión
Cultural (U de Chile/U Iberoamericana de España) generando un diagnóstico cultural local. Su guión para el largo metraje "Pueblo de los Niños" fue premiado en el Festival de La Habana.

En 2006 creó la Orquesta Infantil Intercultural (con niños mapuche) de Panguipulli, que dirigió por tres años.
Los documentalistas argentinos la nombraron miembro de honor de su
organización por su trayectoria.

El proyecto con el que ganó el 2006 el Fondo Audiovisual CORFO ("Sueños del Comandante") desentierra la historia de la localidad de Neltume (comuna de Panguipulli) antes y después del golpe militar.