Domingo 19 de marzo de 2017 / Resistencia

tiempo de Newroz

Tiempo de NEWROZ . “nuevo día” Nuevo año Kurdo: 2717

Piroz be` hemutan !!! . Felicidades a tod@s !!!

El martes 21 de marzo es Newroz, el año nuevo Kurdo (año 2717); la celebración coincide con la llegada de la primavera, el nuevo año para los seguidores de Zaratustra y también se conmemora la victoria del herrero Kaveh contra el asirio Zuhak.

En los grandes parques de todo Kurdistán, en Newroz, se congregan muchas personas, vestidas con sus trajes típicos y con los colores de la bandera Kurda en pañuelos, cintas y los vestidos de las mujeres. Las banderas Kurdas están prohibidas en Turquía .

En cada Newroz se enciende una hoguera, hombres y mujeres forman un gran círculo tomados de las manos rodeando el fuego y comienzan a bailar acompañados por la música. La gente baila, ríe, y charla en un ambiente muy festivo.

Con la hoguera se representa el momento que Kaveh venció al tirano Zuhak. Kaveh encendió una hoguera para avisar al pueblo, y la gente del pueblo encendieron hogueras para contestarle.

Zaratustra bajó un día de la montaña, entre la frontera de lo que es hoy Turquía e Irán, con una verdad que comenzó a enseñár a los pueblos; la existencia de un bien y un mal. Zaratustra y su libro “Avesta” escrito en una lengua cercana al Zaza (una lengua kurda) influyó en las tres religiones monoteístas.

Los Medas fueron parte del pueblo kurdo. Ellos eran Mazdeístas, la religión donde profesaba Zaratustra . En el 612 A.C. los Medas realizan un imperio que dura hasta el 550 A.C. Habitaban lo que hoy es la ciudad de Amêd (norte de Kurdistán). Su imperio es derrotado por los Persas. El Mazdeísmo, continuó en pie en esa tierra y para ese pueblo.

La dinastía de los Sasánidas (224-651 D.C) del imperio Kurdo en Irán, se convirtió al Mazdeísmo, la religión de Zaratustra. Es en esta época donde la religión convive con judíos y cristianos, es donde la palabra de Zaratustra se hace conocida. A la caída del imperio Sasánida Irán sucumbe con la expansión del Islam. En Irán, todavía el Newroz es una fiesta. El Islam no logró apagar la fuerza y la luz del Sol y del Fuego.

Los kurdos saben que la religión puede ser perjudicial. La mayor parte del pueblo es musulmana suní. El resto es Aleví, Ezidí y una parte mínima Chiita, católico, judío. Pero la mayor parte recuerda que son Mazdeistas.

Desde que el imperio Otomano se volvió Turquía, comenzó un proceso de asimilación para los kurdos. La Constitución turca dice que solo habitan esa tierra los turcos. Muchos kurdos abandonaron su cultura, su lengua la dejaron de hablar. Lo mismo sucedió con la música, el canto Deng Bes (voz sola), las comidas, los bailes, las fiestas populares. La cultura Kurda estuvo en peligro de extinción; hasta que en 1978, un grupo de jóvenes de Ankara crean el Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK). Fue un partido legal, y la participación política se les hacía cada vez más difícil; en 1984 el PKK comienza una lucha armada contra las fuerzas de seguridad de Turquía.

El PKK es una organización que nace para decir que los kurdos existen. Que ellos son kurdos y kurdas. Unas 40 mil personas murieron en la guerra. Desde 1994 a 1996 el ejército turco incendió 3 mil pueblos que apoyaban al PKK, asesinando a 17 mil civiles. Ciudades no kurdas como Ankara y Estambul se llenaron de kurdos expulsados de sus pueblos. Hay 12 mil presos kurdos y unas 300 fosas comunes donde se calculan enterrados unas 3 mil personas sin nombre ni apellido.

Poco a poco, el pueblo kurdo y la organización se van asimilando mutuamente. Desde el PKK se plantea que fiestas como Newroz deben ser celebradas, cueste lo que cueste, ya que por el solo hecho de ser kurdos eran perseguidos. Se comienza a bailar el halay, se abren lugares donde los Denge Bes cantan, se arman hornos en las calles para hacer el pan, las mujeres se organizan para dejar atrás el machismo propio de los kurdos. Una vida nueva comienza con la independencia de la cultural Kurda.

“Allí hay un pueblo que se habita, y al habitarse, se entera que son dos, tres, muchos pueblos. Hay pueblos que se entienden entre abrazos. Hay pueblos que entienden el concepto de “Confederación Democrática” de la cual habla el PKK. Pueblos de diferentes etnias y religiones reunidos diciendo lo que hay que hacer. Gobernándose a sí mismos.”

“Turquía es responsable de los genocidios a armenios y kurdos, y ahora está matando a su propio pueblo”.

Con la fiesta del Newroz se intensifica la defensa de estatus político para el Kurdistán y la libertad de sus prisioneras y prisioneros, entre ellos Abdullah Ocalan, conocido como APU.

Kurdistán es una de las mayores naciones sin estado del mundo, un pueblo repartido a lo largo de cuatro Estados-Nación distintos: Turquía, Siria, Iraq e Irán. Esto ha supuesto una constante represión e invisibilización étnica y cultural que ha sido motor de todo tipo de resistencias a lo largo de la historia. La represión también ha provocado un exilio político forzado para miles de kurdos repartidos por todo el mundo, pero especialmente hacia Alemania y el centro de Europa.

Hoy el mayor exponente político del proceso de liberación del pueblo Kurdo es el PKK y su proyecto político: el Confederalismo Democrático, una apuesta radicalmente democrática por la superación del Estado-Nación que propone la Comuna como órgano vertebrador de los asuntos comunes de un territorio, la ecología y respeto al medio ambiente, así como la importancia de la liberación y participación de la mujer en todo este proceso. En este proyecto político se incorporan numerosas organizaciones políticas, sociales y populares que luchan y se organizan para generar un pueblo capaz de gobernarse a sí mismo.

Quizás uno de los aspectos más visibles hoy sea la lucha de Rojava (oeste en lengua Kurda), la región del norte de Siria donde el pueblo está instaurando el Confederalismo Democrático a la par que se enfrenta al autodenominado Estado Islámico con gran éxito.

Esta semana presos y presas políticas del PKK y del Partido de la Liberación de las Mujeres de Kurdistán (PAJK), iniciaron huelga de hambre con demanda de libertad para Ocalan y el cese de la represión en las cárceles turcas, “un sistema sin precedentes de aislamiento y de tortura”, criticando las detenciones de “parlamentarios, alcaldes, académicos y periodistas”, como también alertaron sobre el incendio de pueblos por parte de las fuerzas militares turcas, la destrucción de casas, el desplazamiento de personas y las masacres de civiles.

Los presos y las presas kurdas también manifestaron que “el bloque fascista AKP-MHP busca consolidar su dictadura a través del referéndum” del próximo 16 de abril que busca reformar la constitución y darle poderes tiránicos al presidente Recep Tayyip Erdogan.

“Los prisioneros del PKK y PAJK rechazamos este sistema fascista y racista. Hacemos un llamamiento a todos los grupos sociales a decir NO en el referéndum”, expresaron.

La ONU ha publicado este mes un Informe con "graves violaciones" en territorios kurdos http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2017/03/10/201cgraves-violaciones201d-de-fuerzas-turcas-a-dh-en-region-kurda-onu

Esta semana también se ha cumplido Un Año del vergonzoso Pacto entre la Unión Europea y Turquía para impedir que llegaran Personas Refugiadas, y el balance de la Agencia de la ONU para los menores no puede ser más desesperante: las y los niños refugiados y migrantes corren mayores riesgos de deportación, detención, explotación y privación (17-03-2017).