Jueves 29 de mayo de 2014 / Resistencia

Carta a Rafael Correa

Indignación en Ecuador por los subterfugios para anular las miles de firmas recogidas para la Consulta Popular sobre la explotación petrolera en el Yasuní que afecta a los pueblos indígenas.

Sr. Rafael Correa Delgado
Presidente del Ecuador

Sra. Lorena Tapia
Ministra del Ambiente

Sr. Oswaldo Madrid
Gerente General de Petroamazonas EP

De nuestras consideraciones:

Los pueblos y nacionalidades del Ecuador,
los trabajadores del campo y la ciudad,
los y las estudiantes secundarios y universitarios,
hombres y mujeres de este país que somos parte de organizaciones populares, que integramos colectivos y espacios organizativos en los que construimos sueños y alternativas para concretar el Sumak Kawsay,
que habitamos en la costa y la sierra, en el oriente y en la región insular, que residimos en el extranjero por lo que ha ocurrido en nuestra patria en las últimas décadas,

escribimos con profunda preocupación y tristeza a quienes gobiernan este país por lo que ha sucedido, sucede y sucederá con nuestro Yasuní.

El 15 de agosto de 2013 el gobierno de la Revolución Ciudadana emitió el decreto 74 para la explotación de petróleo en los bloques 31 y 43 que forman parte de Yasuní ITT, la comunidad nacional e internacional se vio profundamente afectada por esta decisión, que ustedes tomaron de forma inconsulta y que desmantelaba la iniciativa presentada en junio de 2007 por su mismo gobierno, en la que se proponía mantener bajo tierra 920 millones de barriles de petróleo a cambio de una compensación económica de por lo menos el 50% de lo que Ecuador obtendría como ingreso si es que estos bloques fueran explotados; es decir, aproximadamente 350 millones de dólares anuales.

En efecto, el decreto 74 establece como "declaración de interés nacional el aprovechamiento del petróleo en el Yasuní, utilización que afectará menos del 1% del parque Yasuní, que tiene más de un millón de hectáreas".

Esa misma noche, Usted Sr. Presidente, en cadena nacional argumentó la decisión y sostuvo que el aprovechamiento de las reservas del ITT arrojaría un ingreso de 18.292 millones de dólares que servirían para “vencer la miseria, especialmente de la Amazonía”. Posteriormente, el 17 de agosto de 2013, emitió el Decreto Ejecutivo 84 que corregía la proporcionalidad de la explotación señalando que sería el uno por mil del territorio del Parque Nacional Yasuní.

La decisión que ustedes han adoptado de explotar el Parque Nacional Yasuní no solo implica la afectación de una de la zonas con mayor biodiversidad del mundo por Km., sino que amenaza gravemente la existencia de pueblos indígenas en aislamiento voluntario (que ya se han visto afectados por la reducción sistemática de su territorio debido a la extracción petrolera y a la tala ilegal de árboles).

Su argumento de obtener ingresos mediante la explotación petrolera en el Yasuní y así resolver la pobreza es insostenible.

Los pueblos del Ecuador, los firmantes de esta carta entendemos que la pobreza no se resolverá con los 19 mil millones de dólares que percibirá el Estado por la explotación del bloque 43, o los 52 mil millones que se obtengan con la explotación de los bloques 43 y 31.

Usted, Sr. Presidente, ustedes Sres. del gobierno de la Revolución Ciudadana que han tenido bajo su administración los mayores presupuestos del Estado ecuatoriano en toda su historia, es decir en siete años de gobierno 167 mil millones de dólares, más de lo que podría tenerse si se explotaran tres Yasunís, no han logrado eliminar la pobreza. La pobreza y la desigualdad no están resueltas.

La resolución de estos problemas no está en la explotación petrolera, sino en la afectación de la concentración de la riqueza.

Pero, ya que Usted, Sr. Presidente, no quiere que esto ocurra, podría al menos incrementar en algo los impuestos de los grupos económicos más grandes de este país o podría también nacionalizar los recursos, por ejemplo, las telecomunicaciones y financiar la inversión social a través de las ganancias que puede obtener el Estado, que es también nuestro. (Le planteamos dos propuestas, para que no diga que esta es una carta que no aporta con alternativas)

La explotación petrolera en el Yasuní-ITT conlleva una serie de violaciones a la Constitución mayoritariamente aprobada en 2008 por los ecuatorianos y ecuatorianas. Ésta, en su artículo 407, que prohíbe la actividad extractiva de recursos no renovables en las áreas protegidas y en zonas declaradas como intangibles, como es el caso de los bloques Ishpingo-Tambococha-Tiputini, ubicados dentro del Parque Nacional Yasuní, en la Amazonía ecuatoriana.

Además se vulnera el artículo 95 que establece el derecho de la ciudadanía ecuatoriana, individual y colectivamente, a participar “de manera protagónica en la toma de decisiones, planificación y gestión de los asuntos públicos, y en el control popular de las instituciones del Estado y la sociedad, y de sus representantes, en un proceso permanente de construcción del poder ciudadano…

La participación de la ciudadanía en todos los asuntos de interés público es un derecho, que se ejercerá a través de los mecanismos de la democracia representativa, directa y comunitaria.”.

Esta decisión deja sin efecto el artículo 57, que reconoce y garantiza los derechos humanos y colectivos de comunas, comunidades, pueblos y nacionalidades indígenas, cumpliendo con los pactos, convenios, declaraciones y que además, en el Numeral 7 establece la obligatoriedad de realizar una “consulta previa, libre e informada dentro de un plazo razonable sobre planes y programas de prospección, explotación y comercialización de recursos naturales no renovables que se encuentren en sus tierras y que puedan afectarles ambiental o culturalmente; participar en los beneficios que esos proyectos reporten”.

Con la explotación del Parque Nacional Yasuní la existencia del pueblo indígena Huaorani y los pueblos en aislamiento voluntario se ve amenazada.

Por ello su decisión no toma en cuenta la voz, el deseo y la opinión de los y las ecuatorianos y ecuatorianas, pero además transgrede nuestros derechos, violenta nuestras libertades, anula las garantías que allí se establecen, es decir, ustedes Sres. de la “Revolución Ciudadana” hacen letra muerta de lo que aprobamos, pero además de lo que opinamos y queremos los pueblos del Ecuador, al explotar el Yasuní.

En respuesta a su anuncio de explotación del ITT las organizaciones sociales, los colectivos ambientalistas, feministas y de derechos humanos hemos sumado fuerzas y hemos unificado acciones ejerciendo nuestro legítimo derecho “a la participación en la toma de decisiones” reconocido en el Art.- 95 de la Constitución.

En tal virtud, el 18 de agosto de ese mismo año surge el Colectivo Yasunidos , compuesto por organizaciones, colectivos e individuos que denuncian el carácter inconsulto de su decisión de explotar el Yasuní e inicia el trabajo de cara a exigir la consulta popular, para que sea el pueblo ecuatoriano quien defina en las urnas si se explota o no el petróleo de los campos 31 y 43.

En octubre del 2013, siguiendo las normas que la ley establece para que la sociedad ecuatoriana convoque a consulta popular, se autoriza la entrega de formularios para la recolección de firmas y el 14 de octubre se inicia la recolección que culminó el 12 de abril de 2014, en el que los pueblos, las nacionalidades y las organizaciones de jóvenes, estudiantes, mujeres, ecologistas entregan 55 cajas con 757.623 firmas al Consejo Nacional Electoral.

Sin embargo, es necesario recordar que desde la emisión del decreto para la explotación del Yasuní, ustedes, Sres. del gobierno, emprendieron una campaña sistemática de deslegitimación de la Consulta Popular, de las actividades que se desplegaron en las distintas ciudades del país, de represión y amedrentamiento a quienes salimos a las calles de manera pacífica a exigir nuestro derecho a la realización de la consulta y nuestro trabajo en la recolección de firmas.

Una muestra fue lo ocurrido en la movilización del 27 de agosto de 2013, en la que la Policía Nacional impidió nuestro paso hacia el Palacio de Carondelet y utilizó gas pimienta, balas de goma, toletes y bastones extensibles para reprimirnos; o la injusta detención de nuestro compañero David Mármol, miembro de la Comisión Vivencia Fe y Política y del colectivo Yasunidos, efectuada el 14 de marzo de 2014 por la escolta presidencial al realizar la señal de pulgar abajo en rechazo a la explotación del ITT.

A pesar de todo el desprestigio y la obstaculización para la recolección de firmas, estas fueron entregadas al CNE para su validación.

Sin embargo, antes de su entrega escuchamos sorprendidos las declaraciones del presidente del CNE, Domingo Paredes, deslegitimando las firmas recogidas, porque el gramaje del papel no era el adecuado, etc. Durante el proceso de validación de firmas el Colectivo Yasunidos denunció un conjunto de irregularidades por parte del CNE.

El 12 de mayo de 2014, el CNE notificó finalmente que no se había alcanzado el mínimo de firmas requerido para convocar a Consulta Popular, argumentando que miles de estas son inválidas por no haber cumplido requerimientos técnicos.

Finalmente sus pretensiones se están haciendo efectivas, el día de ayer jueves 22 de mayo de 2014, Usted, Sra. Ministra del Ambiente, Lorena Tapia, firmó la licencia ambiental que corresponde al Estudio de Impacto Ambiental y al Plan de Manejo Ambiental del proyecto de Desarrollo y Producción en los campos Tiputini y Tambococha que permite a la empresa Petroamazonas EP iniciar actividades preparatorias como la instalación de campamentos y la apertura de accesos para la explotación de estos dos campos. Si bien el campo Tiputini está ubicado fuera del Parque Nacional Yasuní, el campo Tambococha es parte de éste.

Su decisión, sin duda, constituye una nueva violación de la Constitución, pero fundamentalmente revela cómo su gobierno nunca tuvo en sus planes la no explotación del Parque Nacional Yasuní.

Desde el inicio la decisión fue explotar el petróleo, vulnerando los derechos de pueblos y nacionalidades indígenas que habitan en esas áreas, y los derechos de todos los pueblos del Ecuador.

Hoy, los jóvenes estudiantes que fuimos engañados en las universidades y colegios, los pobladores que vimos las cadenas televisivas, las mujeres que escuchamos la canción de “Yasunízate”, los profesionales que entregamos nuestros aportes económicos y académicos, y todos los que creímos en el “Plan A” rechazamos todas sus mentiras, las distintas violaciones a nuestros derechos, los condenamos por los efectos y daños que ocasionará su política autoritaria e ilegal y manifestamos que estaremos nuevamente colmando las plazas y calles de este país para defender el Yasuní, porque sus decretos y licencias ambientales, sus resoluciones administrativas y votaciones en la Asamblea Nacional no pueden anular la voluntad de la mayoría de ecuatorianos y ecuatorianas que rechazamos la explotación del Yasuní ITT.

PD. Esperamos su respuesta Sr. Presidente Rafael Correa, Sres. de la Revolución Ciudadana, Sra. Ministra, Sr. Gerente General de Petroamazonas.

Cualquier comunicación la recibiremos en las calles y plazas del país que serán nuevamente nuestro espacio de denuncia y resistencia.

Suscribimos esta comunicación con la misma convicción que hicimos el pedido de consulta popular.

  • Comuna Roja-Esmeraldas
  • Asamblea de Unidad Cantonal de Cotacachi
  • Colectiva Feminista Las Lorenzas-Asamblea de Mujeres Populares y Diversas
  • Federación de Estudiantes Secundarios del Ecuador
  • Comisión Vivencia Fe y Política
  • Confederación de Mujeres Ecuatorianas por el Cambio
  • Juventud Revolucionaria del Ecuador
  • Movimiento Nacional de Mujeres de Sectores Populares y Colectivo Político Luna Creciente
  • Plataforma Nacional por los Derechos de las Mujeres
  • Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador
  • Polo Democrático Ecuador
  • SurKuna
  • Unión Nacional de Educadores
  • Unión General de Trabajadores del Ecuador
  • MALCRIADA TOTAL PRODUCCIONES
  • Ramiro García Falconí, Catedrático de la Universidad Central
  • Fernando Cabascango, presidente del pueblo kitu kara
  • Alberto Acosta, investigador y docente C.C. 170208822
  • Fernando Carvajal Aguirre, C.I. 1703438067
  • Mariana Pallasco, ex presidenta de la UNE y editorialista de Plan V
  • Iván Carvajal Aguirre, Escritor C.C. 1700108671
  • Cristina Cielo, investigadora y docente pasaporte 488.537.095
  • Andrés Quishpe, Coordinador FEUE Nacional
  • Stalin Herrera, Investigador C.C. 1712186707
  • Quincenario Opción
  • EcuadorLibreRed
  • Unión de Artistas Populares del Ecuador
  • Milton Gualán Asambleista por Zamora
  • Pablo José Iturralde, investigador, C.C. 1719943779
  • Edgar Isch L. investigador y docente
  • Daniel Carbo Ordóñez, C.C. 0105146344 Secretario Ejecutivo de la OCLAE.
  • Manuel Kingman, investigador y artista C.C. 1713849543
  • Tania Macera Torres, investigadora C.C. 1400352041
  • Los 10 de Luluncoto
  • Mateo Martínez, investigador C.C. 1712566437
  • Tupak Pacha Kamac Medina Macas, C.C. 1104838816
  • Francisco Muñoz, investigador y docente
  • Gonzalo Ortiz Crespo, Periodista C.C. 17-01616367
  • Marcelo Larrea, Periodista, Presidente FENAPE
  • María del Carmen Ortiz Crespo, Editora C.C. 170292668-2
  • Pablo Ospina, Investigador y docente universitario C.C. 1711137453
  • Mery Zamora, ex presidenta de la UNE
  • Verónica Potes, Investigadora C.C. 0911100881
  • Napoleón Saltos Galarza, Docente universitario C.C. 1702798115
  • León Sierra, artista escénico y audiovisual, C.C. 1707792709
  • Natalia Sierra, investigadora y docente C.C. 1708110216
  • Ana cristina Vera, Investigadora C.C. 1713738407
  • Antonio Villarroel, docente, escribe en La República, C.C. 1714514914
  • Andrea Yepez Vicepresidenta Aso. Escuela Ciencias Sociales, Universidad Central
  • Lisset Coba, V Docente universitaria C.C. 1709196974
  • María Augusta Espín, Docente universitaria C.I. 1712988888
  • Carlos Pastor Pazmiño, Investigador C.C. 1717396418
  • Mario Unda, Docente universitario C.C. 1704430139
  • Hilda Herrera, Concejala de Ibarra
  • Johanna Romero, Abogada e investigadora C.C. 0104736160
  • Cristina Cevallos, Presidenta de la FEUE UTC
  • Colectivo Estudiantil la Nueva Revo, Chimborazo
  • Darío Calahorrano, C.C. 1713427514

Quienes deseen adherirse a esta comunicación pueden hacerlo enviando sus datos a: ecuadorlibrered@gmail.com