Miércoles 1ro de octubre de 2008 / Derechos

A propósito de la firma española del convenio 169

LA RATIFICACIÓN DEL CONVENIO Nº 169 DE LA OIT POR ESPAÑA:
MÁS ALLÁ DE LA SOLIDARIDAD

Luis Rodríguez-Piñero Royo

Vengo en aprobar y ratificar cuanto en él mismo se dispone, como en virtud del presente lo apruebo y ratifico, prometiendo cumplirlo, observarlo y hacer que se cumpla y observe puntualmente en todas sus partes, a cuyo fin, para su mayor validación y firmeza, MANDO expedir este Instrumento de Ratificación firmado por Mí…Dado en Madrid, a 29 de enero de 2007.

JUAN CARLOS R.

Para un país como España, que no tiene pueblos tribales en su territorio, la ratificación del convenio significa una muestra de solidaridad hacia estas personas, así como un ejemplo para aquellos gobiernos que aún no han ratificado el texto, reforzando su valor como estándar internacional.

Introducción

El 15 de febrero de 2007, tras su trámite parlamentario, España depositó formalmente el instrumento de ratificación del Convenio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre pueblos indígenas y tribales (Nº 169), hasta la fecha el principal instrumento internacional sobre derechos indígenas con efectos jurídicamente vinculantes para los Estados que lo han ratificado. La prensa se hizo eco de la ratificación en los términos citados arriba. El propio Gobierno anunció la ratificación como “una contribución más al esfuerzo internacional por proteger a las comunidades indígenas y sus culturas”, que “se fundamenta en el desarrollo de la política española de cooperación al desarrollo”.

Apenas unos meses más tarde, la ONG española Intermón-Oxfam publicó dos informes sobre las violaciones de los derechos de los pueblos indígenas como resultado de las actividades extractivas de empresas transnacionales españolas en distintos países de América Latina. No era desde luego la primera de las denuncias contra las violaciones de los derechos humanos como resultado por parte de la industria extractiva en territorios indígenas. Pero sí se trataba de la primera vez en la que estas denuncias apelaban al hecho de los derechos violados por actores españoles son reconocidos por un tratado internacional del que España es parte.

¿Cómo se explica la ratificación española del principal tratado internacional sobre los derechos de los pueblos indígenas? ¿Es de aplicación para un Estado que no tiene pueblos indígenas o tribales al interior de sus fronteras? ¿Y si no fuera así? ¿Es válido el argumento de que la ratificación del Convenio Nº 169 es una expresión de solidaridad sin mayor efecto jurídico? ¿Cuál es el valor del Convenio en relación con las actividades de empresas transnacionales abiertamente atentatorias contra los derechos de los pueblos indígenas? Este capítulo pretende responder a estos interrogantes, ofreciendo un análisis de los efectos jurídicos de la ratificación del Convenio Nº 169 por España. Para ello, el capítulo comienza ofreciendo una panorámica de los contenidos del Convenio en el marco del régimen internacional contemporáneo sobre los derechos de los pueblos indígenas.

En segundo lugar, el capítulo analiza el proceso de ratificación del Convenio, para analizar seguidamente el ámbito de aplicación subjetiva y territorial del instrumento en el caso español. Por último, el capítulo analiza las implicaciones de dicha ratificación, tanto del punto de vista de la actuación de los poderes públicos como de su posible impacto sobre las actividades de los actores no estatales, para concluir con una nota sobre el futuro de la supervisión internacional del Convenio.