Viernes 30 de septiembre de 2011 / Resistencia

Doce de Octubre

Día de la Resistencia Indígena.

INVITAMOS:

Plaza del parche (ayto) de AVILES.
12 de octubre, miércoles.
a las 12 hrs.
- Juego de la Oca de los Pueblos Indígenas.
- Actuación de Santo Jueves.

IV Minga Global por la Madre Tierra

El 12 de octubre

por Eduardo Galeano

El Descubrimiento: el 12 de octubre de 1492, América descubrió el capitalismo. Cristóbal Colón, financiado por los reyes de España y los banqueros de Génova, trajo la novedad a las islas del mar Caribe.

En su diario del Descubrimiento, el almirante escribió 139 veces la palabra oro y 51 veces la palabra Dios o Nuestro Señor. Él no podía cansar los ojos de ver tanta lindeza en aquellas playas, y el 27 de noviembre profetizó: Tendrá toda la cristiandad negocio en ellas. Y en eso no se equivocó.

Colón creyó que Haití era Japón y que Cuba era China, y creyó que los habitantes de China y Japón eran indios de la India; pero en eso no se equivocó.

Al cabo de cinco siglos de negocio de toda la cristiandad, ha sido aniquilada una tercera parte de las selvas americanas, está yerma mucha tierra que fue fértil y más de la mitad de la población come salteado.

Los indios, víctimas del más gigantesco despojo de la historia universal, siguen sufriendo la usurpación de los últimos restos de sus tierras, y siguen condenados a la negación de su identidad diferente. Se les sigue prohibiendo vivir a su modo y manera, se les sigue negando el derecho de ser.

Al principio, el saqueo y el otrocidio fueron ejecutados en nombre del Dios de los cielos. Ahora se cumplen en nombre del dios del Progreso. Sin embargo, en esa identidad prohibida y despreciada fulguran todavía algunas claves de otra América posible. América, ciega de racismo, no las ve.

El 12 de octubre
es considerado por los Pueblos Indígenas en Dia de la Resistencia,
e incluso varios países lo han incorporado a sus "fiestas" y celebraciones.

Además, este año, se convoca la IV Minga Global por la Madre Tierra
http://www.miradoriu.org/spip.php?article277

Adicionalmente las Campañas contra la Deuda Externa y otras han convocado
una semana de acción global, en la que el 12 de octubre también es parte
central. http://www.quiendebeaquien.org/spip.php?article2158

Motivos suficientes para que el Parlamento Asturiano pueda pronunciarse en
torno al refuerzo de los Derechos de los Pueblos Indígenas.

"La conmemoración del arribo de Cristóbal Colón a las costas del continente americano en 1492 sigue siendo motivo de interpretaciones y polémicas. Los herederos culturales de los conquistadores europeos, lo consideran el inicio de la "civilización" en estas tierras. En cambio, para los pueblos indios fue el comienzo de una guerra de exterminio que impuso un régimen colonial, al que se opusieron de manera directa o soterrada. Más de 500 años después, muchos pueblos originarios preservaron su identidad comunitaria, vigorizada por constantes rebeliones y la resistencia cultural. Esta fecha recuerda hoy el nuevo ciclo de movimientos indígenas que asumieron un papel como forjadores de su porvenir"

INVITAMOS:

Plaza del parche (ayto) de AVILES.
12 de octubre, miércoles.
a las 12 hrs.
- Juego de la Oca de los Pueblos Indígenas.
- Actuación de Santo Jueves.

Hace algún tiempo, el sacerdote español Ignacio Ellacuría me dijo que le resultaba absurdo eso del Descubrimiento de América. El opresor es incapaz de descubrir, me dijo:

- Es el oprimido el que descubre al opresor.

Él creía que el opresor ni siquiera puede descubrirse a sí mismo. La verdadera realidad del opresor sólo se puede ver desde el oprimido. Ignacio Ellacuría fue acribillado a balazos, por creer en esa imperdonable capacidad de revelación y por compartir los riesgos de la fe en su poder de profecía.

¿Lo asesinaron los militares de El Salvador, o lo asesinó un sistema que no puede tolerar la mirada que lo delata? Galeano.

Propuesta actualizada a la JGP.

algunos razonamientos:

Si hasta los EEUU reconocen los derechos indígenas en los papeles..
(Barack Obama, anunció en diciembre 2010 en la Conferencia de Naciones
Tribales, realizada en la Casa Blanca, que reconocía la Declaración sobre
los Derechos de los Pueblos Indígenas, adoptada por la Asamblea General
en septiembre de 2007)

y los otros tres países que votaron en contra de la Declaración de 2007,
Nueva Zelanda, Canadá y Australia, también han reconsiderado su voto y
ahora la apoyan.

si desde principios de este año comenzaron los preparativos de la Primera
Conferencia Mundial sobre los Pueblos Indígenas, que la ONU ha
consensuado (unanimidad de los 192 países) realizar en 2014..

Si el principal objetivo es proteger los postergados derechos de los
pueblos originarios y preservar sus culturas que desaparecen rápidamente.

si los datos oficiales de NNUU hablan de más de 370 millones de
indígenas, que representan más del cinco por ciento de la población
mundial y alrededor de 15 por ciento de los pobres.

si se acepta que no solamente con papeles y resoluciones se resuelve: y
que los compromisos se cumplirán .."Sólo si mucha gente apoya su lucha y
hacen que los gobiernos comprendan que se necesitan acciones reales, no
palabras ni resoluciones de conferencias"..

si se conviene en que sólo una activa participación de las
organizaciones, pueblos y naciones indigenas, en esta etapa preparatoria,
garantizará resultados..

será pertinente generar esos espacios de participación transparente..

si se considera a La Declaración de la ONU como un patrón de referencia
para evaluar el trato dispensado a las comunidades indígenas y un
instrumento importante para erradicar los abusos...

si sólo 22 estados han ratificado el el Convenio 169 de la OIT...

-queda bastante por hacer ¿no?

Derechos Indígenas.

Los Derechos de los Pueblos Indígenas, a la luz de la Declaración
Universal de Naciones Unidas del 13 de septiembre de 2007, y de la
ratificación por el gobierno español del Convenio 169 de la OIT, en
febrero de 2007´,

tienen un correlato asturiano, tras la aprobación de la Estrategia con los
Pueblos Indígenas para la Cooperación
al desarrollo en el seno del Consejo
Asturiano de Cooperación el 29 de junio de 2010.

Dichos Instrumentos tienen ahora que ser cumplimentados y trasladados a
otras instancias asturianas, no sólo de Cooperación Internacional, sino a
las políticas de la Autonomía que tengan afectación con estos Pueblos.

Por ello parece pertinente actualizar la siguiente propuesta en el seno
del Parlamento Asturiano.

Y a ello instamos a sus señorias de los Cuatro Grupos Parlamentarios.

Junta General del Principado

Proposición relativa a los Derechos de los Pueblos Indígenas.

Exposición de Motivos:

Según Naciones Unidas existen en el planeta 370 millones de personas, en
los cinco continentes, que se declaran y reconocen como pertenecientes a
un pueblo indígena. (según Organizaciones indígenas esta cifra podria ser
de 500 millones). La diferencia y la diversidad cultural, como la de los
pueblos indígenas en todo el mundo, constituyen un patrimonio vivo de
toda la humanidad y un acervo insustituible para las generaciones
futuras.

Conscientes de que los Pueblos Indígenas han sido objeto, desde el inicio
del colonialismo y hasta la actualidad, de un fenómeno de negación de
derechos, depredación de culturas y expolio de recursos, que ha conducido
a la extinción material y espiritual de muchos de ellos, así como a la
precariedad vital de la totalidad de los pueblos indígenas
supervivientes, y convencidos de que la propia supervivencia de los
pueblos indígenas depende del reconocimiento y garantía de los derechos
humanos, de los que a título individual y colectivo son titulares todos
estos pueblos, y de que la violación sistemática de todos estos derechos
amenaza gravemente la continuidad de estas culturas.

Resueltos a apoyar los esfuerzos que las organizaciones indígenas han
encarnado en la recuperación, por medios pacíficos, de los espacios de
debate público, nacional e internacional, con el propósito de
sensibilizar a la opinión pública sobre esta situación de desamparo y
agravio históricos.

Conocedores de muy recientes avances que a nivel internacional,
especialmente en el seno de Naciones Unidas, y gracias a la ingente labor
de instancias como el Grupo de Trabajo sobre Poblaciones Indígenas, el
Foro Permanente sobre Asuntos Indígenas y el relator especial sobre la
situación de los derechos fundamentales de las personas indígenas, se han
materializado, y de la perentoriedad de una labor de acompañamiento y
apoyo a estas iniciativas, desde los ámbitos locales y regionales, como
por ejemplo la aprobación y desarrollo de la Estrategia asturiana sobre
Pueblos Indígenas.

Conocedores de la Declaración de la Asamblea General de Naciones Unidas,
de la década 2004- 2014, como Segundo Decenio Internacional de los
Pueblos Indígenas.

Celebrando que por fin la Asamblea General de Naciones Unidas haya
aprobado la Declaración Universal de los Derechos de los Pueblos
Indígenas, el pasado 13 de septiembre de 2007.

Celebrando la convocatoria y preparación para 2014 de la Primera
Conferencia Mundial sobre los Pueblos Indígenas, aprobada por la Asamblea
General de Naciones Unidas por unanimidad de sus 192 países miembros.

Conscientes de las iniciativas que otros Parlamentos, tanto el Parlamento
Europeo, en su resolución sobre las medidas internacionales necesarias
para una protección efectiva de los pueblos indígenas de 1994, como otras
Comunidades Autónomas del Estado Español han llevado a cabo en similares
términos a los que ahora se proponen.

Considerando el amplio respaldo y explícito apoyo por organizaciones
asturianas de cooperación al desarrollo y otros actores implicados de la
sociedad civil asturiana, así como la creación de una comisión o ponencia
técnica en el seno del Consejo asturiano de Cooperación.

Por todo lo expuesto con anterioridad, somete a la aprobación la
siguiente propuesta.:

Punto primero. La Junta General del Principado proclama y reconoce:

1. Todos los derechos reconocidos en declaraciones de los derechos de los
pueblos indígenas, aprobada por la Asamblea General de Naciones Unidas el
13 de septiembre de 2007, y en particular el derecho de los pueblos
indígenas al pleno y efectivo disfrute de todos los derechos humanos,
incluyendo el derecho a la libre autodeterminación, de acuerdo con los
instrumentos internacionales en vigor, sin discriminación alguna en su
ejercicio y fundada en su condición de pueblo, en el sentido que el
Derecho Internacional otorga a tal término.

El derecho de los pueblos indígenas a la autoidentificación.

El derecho de los pueblos indígenas sobre sus tierras, territorios, sus
hábitat y los recursos naturales del suelo y subsuelo, y la biodiversidad
que unos y otros contienen, con pleno respeto a la especial relación de
tales pueblos con la tierra.

El derecho de los pueblos indígenas a determinar su ciudadanía, de
acuerdo con sus propias decisiones, costumbres y tradiciones.

El derecho a una jurisdicción propia.

El derecho a determinar libremente su condición política y a perseguir
libremente su desarrollo económico, social y cultural.

También proclama y reconoce el derecho de los pueblos indígenas a
participar activamente, en pie de igualdad y sin restricción alguna, en
todos los foros internacionales en los que se debatan los estándares
internacionales del régimen de derechos humanos de los pueblos indígenas.

El derecho al consentimiento previo, libre e informado de los pueblos
indígenas en asuntos que puedan eventualmente afectar al pleno y efectivo
disfrute de sus derechos fundamentales.

El derecho a la plena observancia de los acuerdos y arreglos
constructivos a los que tales pueblos lleguen, o hayan llegado, con los
Estados, señalando los mecanismos internacionales de la solución de los
conflictos derivados de la interpretación de tales acuerdos.

Igualmente, proclama y reconoce el derecho de los Pueblos Indígenas a
participar activamente en el diseño, planeamiento, ejecución y, en
general, en todas las fases del ciclo de los proyectos de cooperación
internacional al desarrollo.

Punto número 2. La Junta General del Principado acuerda instar al Consejo
de Gobierno de Asturias:

Primero, a promover el debate y la sensibilización de la ciudadanía
asturiana, en particular de la juventud , el voluntariado, y los centros
de enseñanza, sobre la situación de precariedad y dejación de la que son
objeto los pueblos indígenas en todo el mundo, fomentando una educación
en valores y la diversidad cultural.

Segundo, a la inclusión en futuros Planes Directores de Cooperación al
Desarrollo de referencias explícitas e inequívocas de la defensa de los
derechos de los pueblos indígenas como prioridad sectorial y/o
transversal, articulando las modalidades e instrumentos específicos de
cooperación necesarios para llevar a efecto el reconocimiento de tales
derechos.

Tercero, a la creación de un servicio, o unidad especializada, para los
pueblos indígenas, dentro de la Agencia Asturiana de Cooperación .

Cuarto, al desarrollo en toda su integralidad, en consulta permanente con
organizaciones indígenas, de la estrategia asturiana de cooperación con
los pueblos indígenas.

Y, quinto, a incrementar la dotación presupuestaria de los instrumentos y
modalidades de cooperación al desarrollo, destinada a los pueblos
indígenas, a través, en particular, del apoyo a la educación en derechos
humanos, y a la ayuda de emergencia en derechos humanos.

Junta General del Principado. Oviedo octubre 2011.

Soldepaz.Pachakuti
Picu Rabicu
Yolocamba Solidaridad
Hijos del Maiz
Colectivo Luciano Romero
Asociación Gaspar Garcia Laviana
Paz con Dignidad
Acsur-Las Segovias
Coordinadora Asturiana de ONGd

La chanza de Guacaipuro de los 500 años...¿cómo se actualiza ahorita, 19 años después, al "calor" de las crisis de los banqueros que pagamos las y los trabajadores de esta tierras?

¿Cuánto sería la Deuda Total que Europa debe a los Pueblos Originarios de América?

«Aquí pues yo, Guaicaipuro Cuatémoc, he venido a encontrar a los que celebran el encuentro.

Aquí pues yo, descendiente de los que poblaron la América hace cuarenta mil años, he venido a encontrar a los que la encontraron hace sólo quinientos años. Aquí pues, nos encontramos todos. Sabemos lo que somos, y es bastante. Nunca tendremos otra cosa.

El hermano aduanero europeo me pide papel escrito con visa para poder descubrir a los que me descubrieron.

El hermano usurero europeo me pide pago de una deuda contraída por Judas, a quien nunca autoricé a venderme.

El hermano leguleyo europeo me explica que toda deuda se paga con intereses, aunque sea vendiendo seres humanos y países enteros sin pedirles consentimiento.

Yo los voy descubriendo. También yo puedo reclamar pagos y también puedo reclamar intereses.

Consta en el Archivo de Indias, papel sobre papel, recibo sobre recibo y firma sobre firma, que solamente entre el año 1.503 y 1660 llegaron a San Lucas de Barrameda 185 mil kilos de oro y 16 millones de kilos de plata provenientes de América.

¿Saqueo? ¡No lo creyera yo! Porque sería pensar que los hermanos cristianos faltaron a su Séptimo Mandamiento.

¿Expoliación? ¡Guárdeme Tanatzin de figurarme que los europeos, como Caín, matan y niegan la sangre de su hermano!

¿Genocidio? Eso sería dar crédito a los calumniadores, como Bartolomé de las Casas, que califican al encuentro como de destrucción de las Indias, o a ultrosos como Arturo Uslar Pietri, que afirma que el arranque del capitalismo y la actual civilización europea se deben a la inundación de metales preciosos!

¡No! Esos 185 mil kilos de oro y 16 millones de kilos de plata deben ser considerados como el primero de muchos otros préstamos amigables de América, destinados al desarrollo de Europa. Lo contrario sería presumir la existencia de crímenes de guerra, lo que daría derecho no sólo a exigir devolución inmediata, sino la indemnización por daños y perjuicios.

Yo, Guaicaipuro Cuatémoc, prefiero pensar en la menos ofensiva de estas hipótesis. Tan fabulosa exportación de capitales no fueron más que el inicio de un plan «Marshalltezuma», para garantizar la reconstrucción de la bárbara Europa, arruinada por sus deplorables guerras contra los cultos musulmanes, creadores del álgebra, la poligamia, el baño cotidiano y otros logros superiores de la civilización.

Por eso, al celebrar el Quinto Centenario del Empréstito, podremos preguntarnos: ¿han hecho los hermanos europeos un uso racional, responsable o por lo menos productivo de los fondos tan generosamente adelantados por el Fondo Indoamericano Internacional?

Deploramos decir que no. En lo estratégico, lo dilapidaron en las batallas de Lepanto, en armadas invencibles, en terceros reichs y otras formas de exterminio mutuo, sin otro destino que terminar ocupados por las tropas gringas de la OTAN, como en Panamá, pero sin canal.

En lo financiero, han sido incapaces, después de una moratoria de 500 años, tanto de cancelar el capital y sus intereses, cuanto de independizarse de las rentas líquidas, las materias primas y la energía barata que les exporta y provee todo el Tercer Mundo.

Este deplorable cuadro corrobora la afirmación de Milton Friedman según la cual una economía subsidiada jamás puede funcionar y nos obliga a reclamarles, para su propio bien, el pago del capital y los intereses que, tan generosamente hemos demorado todos estos siglos en cobrar.

Al decir esto, aclaramos que no nos rebajaremos a cobrarle a nuestros hermanos europeos la viles y sanguinarias tasas del 20 y hasta el 30 por ciento de interés, que los hermanos europeos le cobran a los pueblos del Tercer Mundo.

Nos limitaremos a exigir la devolución de los metales preciosos adelantados, más el módico interés fijo del 10 por ciento, acumulado sólo durante los últimos 300 años, con 200 años de gracia. Sobre esta base, y aplicando la fórmula europea del interés compuesto informamos a los descubridores que nos deben, como primer pago de su deuda, una masa de 185 mil kilos de oro y 16 millones de plata, ambas cifras elevadas a la potencia de 300.

Es decir, un número para cuya expresión total, serían necesarias más de 300 cifras, y que supera ampliamente el peso total del planeta tierra. Muy pesadas son esas moles de oro y plata. ¿Cuánto pesarían, calculadas en sangre?

Aducir que Europa, en medio milenio, no ha podido generar riquezas suficientes para cancelar ese módico interés, sería tanto como admitir su absoluto fracaso financiero y/o la demencial irracionalidad de los supuestos del capitalismo.

Tales cuestiones metafísicas, desde luego, no nos inquietan a los indoamericanos. Pero sí exigimos la firma de una Carta de Intención que discipline a los pueblos deudores del Viejo Continente; y que los obligue a cumplir su compromiso mediante una pronta privatización o reconversión de Europa, que les permita entregárnosla entera, como primer pago de la deuda histórica.»