Jueves 22 de septiembre de 2011 / Resistencia

La Carretera

En la Catedral de Riverside, en Nueva York se celebraba ayer un hermoso acto por la sanación de Hugo Chávez.

Evo Morales, presidente de Bolivia, dijo allí que Chávez es un comandante insustituibles en la luchas por la liberación por nuestros pueblos

“Para mí Fidel y Chávez son comandantes de las fuerzas libertarias de nuestra América”, dijo Evo, al recordar que ayer, 21 de septiembre, Día Internacional de la Paz, es propicio reiterar el llamado al cese de los conflictos en el mundo.

Chávez, desde Cuba, habló por teléfono, y agradeció y conversó brevemente.

A Evo Morales le animó a seguir adelante con la carretera. Que cómo se iban a oponer a una carretera.

Transmitimos y reforzamos los deseos de Salud al comandante Chávez , para seguir liderando con fuerza procesos de cambio profundo y real, y a los demás mandatarios reunidos en la catedral en Manhattan.

La reflexión del Presidente Bolivariano, sin embargo, muestra una distancia grande, de las politicas de estado, para asumir los avances en materia de Derechos de los Pueblos Indígenas.

Cuando Chavez fue elegido Presidente, un proyecto de linea electrica que atravesaba Territorio indigena era muy cuestionado. Se prometió eliminarlo, pero, como era del anterior gobierno, continuó adelante. Después, en la Sierra de Perijá se dieron y se dan fuertes controversias, con las empresas de carbón, y con los latifundistas contra los yukpa, los bari, los wayúu.. Y en otros lugares no avanza la demarcación de territorios a que las normas obligan y orientan.

Todo ello al tiempo que otras normas y leyes , otras Misiones Guacaipuro, se implementan en beneficio de los Pueblos.

La carretera en el TIPNIS, sin embargo, puede que no sea una simple carretera que atraviesa ilegalmente un Territorio Indígena no consultado y un Parque Nacional.

Puede que sea una carretera que divide de forma hasta ahora estrepitosamente evidente el concepto del Buen Vivir , los Derechos de los Pueblos Indígenas, y el extractivismo y los negocios austpiciados por empresas foraneas. Muchas de ellas brasileñas. Otras europeas y estadounidentes.

Mientras tanto una Marcha indígena que ya pasó del mes de iniciada, es bloqueada por policias en Yucumo.

Una vigilia se inició frente al historico lugar de movilizaciones de la iglesia de San Francisco, integrada por líderes aymaras. Un pronunciamiento más viene desde Cochabamba. Y hasta una de las figuras veteranas del MAS, el exsenador Antonio Peredo, se pronuncia.

El Diálogo, real y efectivo y no retórico, parece que sería obligatorio. Y liderado por Evo. Para recuperar el "proceso de cambio".
Para no perder el referente mundial en defensa de la Madre Tierra. Para tener el peso moral para convocar otra Cumbre Mundial de los Pueblos, y para defender transformaciones profundas en Bolivia que no estén supeditadas al destrozo de la Selva.

La CAOI y la COICA se han ofrecido para mediar en ese diálogo.

L Carretera.

Estimados amigos-amigas, hermanos-hermanas del Qullasuyu/Bolivia y

del Sur del Mundo y de Africa y Asia.

Un grupo pequeño de aymaras y quechuas decidimos pronunciarnos en un documento sobre el acontecer ultimo en Bolivia. Al interior de esta posicion seguramente tenemos algunos criterios diversos, pero ante los graves acontecimentos, queremos expresar nuestra voz de denuncia de que en Bolivia se ca caido el discurso y la retorica del cambio con el gobierno de Evo Morales y Alvaro Garcia Linera. Tambien queremos decir que no todos los aymaras y quechuas somos como lo del actual gobierno y sus ministros. Habemos otros indios con opinion contrastada desde hace rato por la razon de que venimos de las profundas luchas sociales de hace 15 años unos y otros 50 años.

Quienes quieran hacer circular por sus medios este documento y quieran sumarse al Pronunciamiento seran bienvenidos. Necesitamos fuerza y apoyo más que nunca.

Jallalla!!!!!!!


A la Opinión Pública Nacional e Internacional
Pronunciamiento
ANTE LA MARCHA DE UN GRAN FRAUDE HISTORICO EN BOLIVIA/QULLASUYU

Queremos expresar nuestra posición sobre el actual curso de los hechos políticos y sociales en Bolivia/Qullasuyu. Venimos desde las luchas más profundas del mundo aymara y quechua que está siendo engañado y traicionado por el gobierno del Presidente Evo Morales y Álvaro García Linera. “Me puedo equivocar pero jamás traicionar” nos dijo. Y ¿ahora? Hasta aquí hemos aguantado nuestra indignación de forma solitario, pero ya no es posible seguir soportando tanto engaño, desprecio, y agresión en el seno de nuestro propio proceso de lucha y en nuestro sagrado territorio donde nacimos y donde moriremos.

Así se repite la historia boliviana de engaño y de gente al estilo de Casimiro Olañeta, la de dos caras. Porque hay gobernantes que fungen como Ministros, Viceministros, que jamás han estado en las sacrificadas luchas sociales y hoy han empezado a robar nuestra lucha, nuestro sacrificio, hablan de nuestros muertos y heridos como si fueran de ellos. Hablan en nombre de octubre de 2003 de El Alto, de la guerra del agua de Cochabamba de 2000 y de la lucha de la Provincia Omasuyus de 2000, 2001, o del movimiento de los ayllus-markas.

Denunciamos que el proyecto de transformación estructural en Bolivia dada por las luchas sociales está siendo truncado de manera abierta y decidida con un lenguaje revolucionario y profundamente eurocéntrico. Esto equivale a decir que está en proceso un gran fraude histórico igual o peor que la de 1952 que empezó hace dos años consistente en anular los grandes proyectos históricos por la que luchamos durante los últimos 15 años y los 519 años. Porque se ha parado en seco:

- el transtocamiento total del estado colonial/liberal,
- el cambio radical del sistema económico colonial, liberal y neoliberal,
- la redistribución equitativa y justa de la tierra y el gobierno territorial.
- un estado y sociedad con propios sistemas de organización territorial y administrativa,
- la nacionalización de los hidrocarburos,
- y la vida misma de los pueblos indios indígenas originarios y campesinos y de los sectores populares urbanos. Nuestro sistema alimentario esta amenazado con la legalización de los transgénicos. Y también existe el peligro de que el sistema de hacienda pueda volver al territorio aymara mediante la reparación de la hacienda de Franz Tamayo en Yawrichambi, provincia Los Andes-La Paz.

De otra parte no compartimos la opinión de que el Presidente Evo Morales es el más representativo del mundo aymara o quechua. Habemos otros aymaras y quechuas que tenemos contrastada opinión con las políticas del actual gobierno. Y aún con mayor contundencia contra las viejas y nuevas oligarquías bolivianas. No todos pensamos enfrentar indio contra indio como estrategia. Inventar al Otro igual que el estado colonial/liberal para sobrevivir y reprimir.

En el tema tierra el gobierno ha prometido tierras a los hermanos aymaras y quechuas de las zonas subtropicales y tropicales. Pero no estaba claro qué tierras iba a ser entregados. El problema central es que no quiso hacer una revolución agraria expropiando los grandes latifundios y de los industriales del oriente boliviano. Y hoy estamos metidos en el embrollo del Territorio Indígena del Parque Nacional Isiboro Secure (TPNIS). Ante ello exigimos una redistribución real y justa de tierra expropiando las grandes tierras concentradas en manos de la oligarquía boliviana de Santa Cruz, Beni, Tarija. ¿En qué manos está el 34,9% de tierra sin sanear?

Alertamos que el gobierno de Morales está creando todas las condiciones para el retorno de los gobiernos de la derecha y las oligarquías bolivianas de siempre. Una expresión pequeña de esto es el Movimiento Sin Miedo de Juan del Granado, el exaliado de Movimiento Al Socialismo (MAS). Y porque en esta misma línea el Vicepresidente García Linera expresó públicamente en Santa Cruz ante el CAINCO (Cámara de Industrias y Comercio del Oriente) su deseo de que los empresarios aprovechen la inversión que hace el estado en infraestructura.

Exigimos al Evo Morales que deje ya de utilizar lo aymara y quechua porque ya no es representativo para nosotros y porque nos muestra al mundo como usureros, continuadores del modelo neoliberal, estadolátricos, y lo peor, con argumentos burdos. Nos ha dicho “que todos somos presidentes” y en realidad “no somos presidentes”. Lo indígena originario campesino está quedando tan mal ante la opinión pública nacional e internacional en que somos casi lo mismo que los que nos han gobernado los 184 años de Bolivia. Nos ha dicho: “vamos a enseñar a gobernar” y ¿ahora qué enseñamos?.

Y es ante ello que pedimos humildemente a los hermanos pueblo Mojeño-Guarani-Yuracaré disculpas por las acciones de un gobierno que salió de nuestras luchas. No todos los aymaras y quechuas somos como los actuales gobernantes. Habemos otros aymaras y quechuas que tenemos otra forma de pensar y hacer lo político. Una expresión de ello es el Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (CONAMAQ) que hoy marchan junto con los Mojeños-Guaraní-Yuracares.

La Paz y México D.F. 20 de septiembre de 2011

Los firmantes.

Pablo Mamani Ramirez
Investigador social y estudiante del doctorado de la UNAM-México.

Hilda Reinaga
Luchadora indianista y heredera ideológica del Fausto Reinaga

Constantino Lima Chavez
Luchador incansable del indianismo-katarismo y del MITKA

Marcos Marin Mamani
Luchador incasable del indianismo del MITKA

Rogelio Mayta
Abogado que logró sentencia contra militares de la masacre del El Alto, octubre 2003

Silvia Rivera Cusicanqui
Investigadora social y docente de la UMSA-La Paz

Rufo Yanarico
_Luchador incasable de la heroica Provincia Omasuyus

Tomas Huanacu
Vicepresidente de la CAOI (Consejo Andino de Organizaciones Indígenas)

Siku Mamani
Responsable del Periódico Chakana

Abraham Delgado
Joven luchador del katarismo-indianismo de Somos Millones-El Alto

Carlos Mamani
Investigador social y militante del indianismo

Bolivia: No destruir el TIPNIS

Antonio Peredo Leigue

ALAI AMLATINA, 21/09/2011.- El que más, el que menos seguramente está
aplaudiendo, aunque sea en la intimidad, la movilización en defensa del
Parque Nacional Isiboro Sécure. ¿Por qué?, pues ocurre que, en estos
tiempos, todos nos hemos convertido en expertos ecólogos y
ambientalistas. Sabemos cuáles son la extensión, población,
características y atributos de vida que tiene ese territorio por cuya
apropiación hay un diferendo casi centenario entre Beni y Cochabamba. El
diferendo ha quedado traspapelado hoy, cuando se discute la conveniencia
o perjuicio de construir una carretera que lo atraviese. En ese empeño
vale todo: hay quienes se movilizaron para hacer una carretera hacia el
norte de La Paz atravesando el Parque Madidi, “porque es necesaria para
el progreso de nuestra región” y hoy son defensores de la integridad del
TIPNIS.

Hace muchos años, siendo director de un semanario ya desaparecido,
participé de una polémica nacional sobre la protección del medio
ambiente. Por entonces, la deuda externa de Bolivia significaba tres
veces el conjunto de las exportaciones anuales del país. Los bancos
acreedores, mirando en perspectiva la política que entonces se
implementaba aquí, pusieron a la venta los bonos de la deuda boliviana,
a un valor mínimo: 11 centavos por cada dólar.

Una ONG ambientalista, norteamericana para más datos, compró bonos por
un equivalente de 600 millones de nuestra deuda y los ofreció al
gobierno de entonces a cambio de un compromiso firmado y ratificado,
mediante el que se obligaba él y los sucesivos gobernantes, a mantener
intocada una determinada extensión del territorio nacional.
Pomposamente, uno de los superministros que había nombrado aquel
presidente, viajó a Estados Unidos y firmó el compromiso, recibiendo los
bonos respectivos. A continuación, afirmó que, en esas condiciones, él
estaba dispuesto a vender todo el territorio nacional. Insisto en que la
palabra que usó fue “vender”. No voy a repetir lo que entonces dije al
respecto, que no fueron aplausos, por supuesto.

Ese tipo de defensa del medio ambiente se ajusta a las concepciones y
los principios de quienes hoy se rasgan las vestiduras por el TIPNIS
mientras siguen ampliando sus negocios que rivalizan en la depredación
del medio ambiente. Personalmente, no creo en esos personajes que
estarían en contra de un ferrocarril bioceánico, por decir algo
distinto, si es otra forma de atacar al gobierno del presidente Evo Morales.

Pero creo en los pobladores del Parque Isiboro Sécure. Creo en su
derecho a reclamar por la seguridad del territorio que habitan. Tienen
derechos reconocidos por la Constitución Política del Estado promulgada
en febrero de 2009. Les asiste la protección de tratados
internacionales, de los que Bolivia es uno de los primeros firmantes,
con plena ratificación del Congreso.

Considero que ese parque y los otros que son la reserva ambiental que
debe resguardar Bolivia con leyes y otras normas, no pueden ser tratados
como áreas que se dividen en núcleo y zonas adyacentes; son unidades y,
cualquiera sea la parte afectada, se degrada el conjunto del parque.
Estoy conciente que allí viven pueblos absolutamente minoritarios cuya
identidad, cultura, idioma y características étnicas, proclamamos
respetar en nuestra Constitución.

Es cierto que la vertebración del país es necesaria como la forma básica
de unidad nacional. Pero no podemos hacerlo a costa de algunos pueblos
que sufrieron la brutalidad de los patrones de antes y que ahora no se
sienten engañados.

“En tiempos inmemoriales se erigieron montañas, se desplazaron ríos, se
formaron lagos. Nuestra amazonía, nuestro chaco, nuestro altiplano y
nuestros llanos y valles se cubrieron de verdores y flores. Poblamos
esta sagrada Madre Tierra con rostros diferentes y comprendimos desde
entonces la pluralidad vigente de todas las cosas y nuestra diversidad
como seres y culturas”.

Con esas hermosas palabras se inicia nuestra Constitución Política del
Estado. Hagamos honor a esa solemne proclama.

- Antonio Peredo Leigue es periodista boliviano y ha sido senador del MAS.

desde Cochabamba:

MANIFIESTO

APOYO MILITANTE A LOS HERMANOS Y HERMANAS QUE MARCHAN EN DEFENSA DEL TIPNIS

A los hermanos y hermanas, a los ancianos y jóvenes, a los hombres y mujeres, a los niños y niñas que marchan y se encuentran a 4 km de Yucumo, en la comunidad de limoncitos, sitiados por las hordas de masistas enviadas por el mal gobierno de Evo Morales y Alvaro García Linera:

A los hombres y mujeres de Bolivia, a los indignados de todo el mundo:

A los pueblos de nuestro planeta, quienes ven en este proceso una esperanza de construir un nuevo mundo, una nueva sociedad, proceso que es del pueblo y no de unos cuantos que hoy más que gobernantes, fungen de Reyes y Vice Reyes:

Un puñado de gente común, hemos tomado la decisión, de manera colectiva, de partir al encuentro de las casi 2.000 personas, que como dicen los hermanos y hermanas zapatistas, desde el 15 de agosto y aun antes desde el año 1990, han decidido echar a andar la Palabra, para comunicarse con sus iguales en todo el mundo.

Esas hermanas y hermanos que el pasado 15 de agosto tomaron la decisión de marchar más de 600 Km., hoy han avanzado más de 270 Km. y aún faltan 330.

El gobierno ha decidido cercarlos, sitiarlos, para eso está utilizando a la Policía y a grupos afines al MAS, parte del pueblo, como nosotros, pero obligados por malos dirigentes que quieren crear un clima de terror y miedo entre los marchistas y la población en general.

Esto nos hace recuerdo de los miedos, las angustias, la impotencia de los cercos a los mineros y obreros en Calamarca en 1986, Amaya Pampa y Capasirca (campamentos mineros) en 1996, cuando los gobiernos dictatoriales, como éste, hicieron lo mismo, cercaron a la gente, pretendiendo ahogar la Palabra y la Esperanza, con la diferencia que ahora usan a nuestros propios hermanos y hermanas, como ya lo hicieron en el Porvenir- Pando, en Huanuni, en Caranavi, en Cochabamba y otros conflictos, donde ya murieron más de 60 compañeros y compañeras. Hoy en la marcha ya murieron dos niños y se lamentaron dos abortos de hermanas marchistas embarazadas.

Hoy están intervenidas nuestras líneas de teléfono, las computadoras, los correos electrónicos de los “opositores y disidentes” y si aún así no encuentran nada “anormal”, nos inventan llamadas a la “embajada gringa” o a los oligarcas del oriente.

Cuando este mal-gobierno dialoga y pacta con los poderosos del mundo planes de saqueo y destrucción de nuestra Pachamama, a través del BM, el BNDES de Brasil, el FMI, la CAF, el BID, las transnacionales mineras, petroleras, los Bancos europeos y las organizaciones empresariales de la oligarquía cruceña, se niega a dar la cara a los hermanos de las tierras bajas de nuestra patria.

Este gobierno ha tratado, por todos los medios de desprestigiar este movimiento que se opone a la construcción de una Mega-carretera de mas de 400 Km., que destruirá el territorio indígena y parque nacional denominado Isiboro-Sécure TIPNIS.

La construcción de esta carretera, no solo ha vulnerado la propia Constitución impulsada por este mal-gobierno, que ha institucionalizado el Convenio 169 de la OIT, sino que también viola una serie de leyes y normas que protegen esta área.

En los próximos 5 años se habrán destruido más de medio millón de árboles, se habrán destruido especies animales y vegetales únicas en el mundo, se habrá reducido drásticamente la producción de agua por la desaparición de humedad concentrada en esta zona tropical, producto de la tala de árboles y las actividades extractivas que este gobierno pretende realizar allí.

También se han violado procedimientos contractuales, impuestos por los intereses de la oligarquía brasileña, que ha decidido saquear la Amazonía boliviana y construir una vía interoceánica(Atlántico-Pacífico) para continuar con el despojo y explotación de nuestros bienes comunes, es decir, de nuestra vida, dentro del denominado plan IIRSA elaborado por los intereses transnacionales desde el año 2000.

Se ha criminalizado y estigmatizado esta demanda de NO a la construcción de esta carretera; se ignoran y se desprecian las alternativas que las comunidades indígenas y la sociedad en general ha ido planteando para la construcción de la misma y que se respete al Parque y Territorio Indígena… no nos han escuchado, mas bien se ha dicho que esta digna marcha de hombres, mujeres, ancianos y ancianas, niños y niñas, todas y todos indígenas, es una marcha financiada por la embajada estadounidense y las fuerzas reaccionarias en Bolivia. Antes, cuando marchábamos con Evo Morales y varios de los que ahora están diciendo esto, nos decían que éramos financiados por el Narcotráfico o las FARC, ¿Qué diferencia hay en estos estigmas criminalizantes?

Esta estigmatización y descalificación de la marcha en defensa de este territorio, las intervenciones telefónicas, la persecución a referentes sociales, el desprecio a las demandas, la sordera de este mal-gobierno, no es mas que el temor al verdadero poder que está en la gente sencilla y trabajadora de nuestro pueblo, que desde hace siglos viene luchando por ser escuchado, por construir un mundo de reciprocidad, de respeto, de solidaridad, de transparencia, de justicia, de trabajo, es decir, un mundo de la alegría.

Denunciamos a la Comunidad Internacional que a estas alturas, este gobierno no solo ha hecho esto, sino que desde hace unos días ha impedido que llegue la asistencia de alimentos, medicamentos, vituallas y agua a la gente en esta marcha. Este es un acto criminal, que vulnera los más elementales Derechos Humanos, de dignidad, de derecho a la protesta y atenta contra la vida de cientos de personas de todas las edades que se encuentran movilizadas.

Por eso, porque amamos la vida, porque estamos en lucha a muerte por la vida, este puñado de hombres y mujeres de las ciudades y los campos, hemos decidido ir al encuentro de nuestros hermanos y hermanas, porque al igual que ellos, tenemos nuestros hijos, nuestras hijas, nuestras hermanas y madres, nuestros abuelos y abuelas, que están en la marcha y que han decidido defender el territorio, la cultura, el agua, los árboles, los animales, las piedras, los pájaros, la Palabra, la esperanza, los sueños, eso que la Pachamama y la vida de manera tan generosa nos ha concedido para el “buen vivir” de todos y todas, no de unos cuantos y unas cuantas.

Nos movilizamos porque existimos, porque nuestros hermanos y hermanas del TIPNIS, no están solos ni solas, porque hemos llorado juntos y juntas muchos años, hemos sufrido, hemos luchado, hemos sentido miedos y angustias y porque nuestro encuentro sirva para prometer que seguiremos soñando, por nosotros, por ustedes, por todos, porque hoy todos y todas somos del TIPNIS, del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro-Sécure.

Contra la sordera y la ceguera

Contra el autoritarismo, por la generosidad

Contra el Desprecio, por la igualdad

Contra la Ignorancia, por nuestros saberes y valores ancestrales

Contra la Soberbia, por la humildad

Contra la represión, por la libertad

Por la Dignidad, contra la discriminación

Por la Madre Tierra que no se la vende ni alquila

Por la Palabra, contra el Silencio y el Olvido

Cochabamba, territorio de lucha y dignidad, septiembre 19 del 2011

Oscar Olivera Foronda - Alejandro Alamaráz - Fernando Machicao

Marcelo Rojas - Gabriel Rodríguez - Yajaira San Martin

Maria E. Flores - Fredy Villagomez - Gaston Zeballos

Organizaciones Internacionales en defensa del TIPNIS:
http://servindi.org/actualidad/51912?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+Servindi+%28Servicio+de+Informaci%C3%B3n+Indigena%29

http://www.isiborosecure.com/

Luis Rico Canta a la Marcha: