Miércoles 31 de agosto de 2011 / Derechos

Kimy, palabra y espíritu de un río

Colombia: Publicación sobre la lucha y legado del líder embera-katío Kimy Pernía Domicó

http://red-latina-sin-fronteras.lacoctelera.net/post/2011/08/30/colombia-publican-lucha-y-legado-del-lider-embera-katio-kimy

Descargar: http://issuu.com/soldepaz-pachakuti/docs/kimy_palabra_y_espiritu_de_un_rio.pdf

Su incansable lucha por la defensa de los derechos y territorios de las comunidades indígenas del Alto Sinú;

las acciones que lideró para denunciar los impactos negativos de la represa Urrá:

y su gran respeto por la naturaleza son solo algunos de los legados del líder embera-katío Kimy Pernía,

que se pueden conocer en el libro "Kimy, palabra y espíritu de un río".

Esta publicación compila una serie de textos y fotos, algunos inéditos, sobre este gran líder embera katío, que fue secuestrado y asesinado hace diez años por órdenes del paramilitar Carlos Castaño. Le dieron muerte atado de pies y manos. Luego, Salvatore Mancuso, otro jefe paramilitar, ordenó que su cuerpo se desentierre y eche al río Sinú.

Kimi es recordado como el líder indígena que se enfrentó con la clase poderosa que gobernaba el departamento del Córdoba, y que había decidido inundar las tierras del resguardo Karagabí para construir la hidroeléctrica Urrá.

"La represa trajo la muerte a nuestra gente; muerte de los pescados; muerte de los miembros de nuestra comunidad, que han sentido la pérdida de proteínas, debilitando su salud y la muerte de nuestros líderes que han protestado y desafiado este proyecto. El impacto sobre mi pueblo es muy, pero muy triste", denunció ante el Parlamento canadiense en 1999.

El pensamiento y las acciones de Kimy Pernía adquieren importancia ética y validez analítica en el contexto actual de crisis ambiental que vive Colombia, que es parte de la crisis general del modelo económico mercantil que convierte ríos, bosques y montañas en meros objetos de las transacciones comerciales.

"Un modelo que ha sido implantado por la violencia y bajo una concepción de desarrollo y civilización excluyente, pensado por pocos para beneficio de pocos". Es ahí, cuando cobra sentido el legado del líder indígena de establecer relaciones de solidaridad y reciprocidad con los congéneres, pero sobre todo con la selva, ríos, montañas, animales y plantas.

El texto se llama "Kimy, palabra y espíritu de un río" porque una característica de Kimy fue su entrañable unión con los ríos de su territorio Karagabí.

Nació y se crió en Kuranzadó (Esmeralda).

Luchó porque el Iwagadó (Verde) se integrara de nuevo al territorio del pueblo embera y murió defendiendo el Dokeradó (Sinú), donde reposa su cuerpo.

La obra fue compilada por Efraín Jaramillo, y fue posible gracias al Grupo Internacional de Trabajo sobre Asuntos Indígenas (IGWIA) y el Colectivo de Trabajo Jenzerá. Cabe señalar, que fue presentada oficialmente en la ciudad de Bogotá, en junio de este año al conmemorarse los 10 años de desaparición del Kimy.