Lunes 27 de junio de 2011 / Derechos

inauguración xardin del movimientu indixena

en la ciudada de Xixón, barrio de Contrueces.. un parque lleva el nombre del Movimiento Indígena, un roble, una arucaria, un tejo, crecen con su simbología ancestral dando FUERZA a la resistencia y sabiduria de los Pueblos.

Inauguración de los Xardines del Movimientu Indíxena

El día 7 inauguramos los Xardines del Movimientu Indíxena en Contrueces y por ello se celebraron en el barrio diferentes actividades.

Éste es el primer parque de Europa que adquiere un nombre en señal de reconocimiento y respeto a las culturas indígenas, y ha sido posible gracias a un proyecto presentado por Soldepaz Pachakuti al Ayuntamiento de Gijón, y ha contado con el apoyo de las concejalías de Cooperación Internacional y Medio Ambiente .

Entre las actividades que se desarrollaron en el barrio para acercar a la población de Contrueces a las realidades de los pueblos indígenas, destaca el taller que se realizó en el Centro Municipal con la participación de mujeres de la Asociación “Eva Canel”, y los que se realizaron en el colegio “Piñole”, donde también se colocó una exposición sobre los Derechos de la Madre Tierra del artista Juan Kalvellido.

El día de la inauguración, Soldepaz Pachakuti presentó “La Oca de los Pueblos Indíxenes”, un material didáctico y lúdico que pretende acercar al alumnado a las diferentes culturas indígenas a través del juego, y así romper con sus estereotipos.

Esta oca tan peculiar tiene los mismos elementos que la tradicional, así que los niños y las niñas disfrutaron mucho, y rápidamente entendieron la dinámica del juego. Cada vez que caían en la casilla de la Pachakutina, que corresponde a la casilla de la Oca, gritaban “¡De Pachakutina a Pachakutina, y tiro porque aquí no se discrimina!”; dedicaban sus danzas y sus canciones a la Pachamama; gritaban “¡Marrici Weu!”, que significa “diez veces venceremos” para el pueblo mapuche…

Además, aprendieron cuáles son las empresas que no respetan los pueblos indígenas, bien porque explotan a sus gentes, o bien porque les echan de sus Territorios para expoliar sus recursos. Uno de los niños, en su inocencia, comentó “¡Yo no voy a comer más en McDonald´s porque deben de ser malísimos, nos mandan de vuelta a la casilla número 1!

En este día también contamos con la participación de Carlos Alba “Cellero”, que representó un pequeño monólogo para el alumnado de los colegios “Noega” y “Piñole”, sorprendiéndoles con objetos antiguos que sacaba de una maleta, y dichos y cuentos cortos de la sabiduría popular.

También estaba previsto pintar un mural con la ayuda del alumnado pero, debido al mal tiempo, esta actividad tuvo que retrasarse hasta el día 20 de junio.

El objetivo de pintar el mural del parque no era meramente estético y lúdico, sino que pretendíamos que la juventud sienta los Xardines como algo suyo y se apropie de este espacio, y creemos que de alguna manera se consiguió porque los y las participantes empezaron a planear cuando ir a “su parque”.

Mientras un grupo pintaba, otro realizaba varias dinámicas relacionando a los pueblos indígenas, desde su cosmovisión, con el medio ambiente y el respeto a la Pachamama. Se explicó que los pueblos indígenas son cuidadores de la Tierra, y además, una gran parte de ellos, son campesinos y campesinas, hecho que aprovechamos para acercar la cultura asturiana a la indígena, preguntándoles quiénes tenían huerta, qué plantaban en ella… incluso representaron cómo trabajaban en ella.

Para finalizar, los niños y las niñas escucharon, con los ojos cerrados para sentirlo mejor, el poema “Conjetura” de Laura Casielles, dedicado a los árboles. Y después, les invitamos a hacer un juramento levantando la mano izquierda, comprometiéndose a cuidar el texu y la araucaria, y el mural, y animándoles a tomar el Jardín de los Pueblos Indígenas como suyo.

Alba, María, Candela, Anas.