Miércoles 17 de noviembre de 2010 / Opinión

LOS DE ABAJO

GLORIA MUÑOZ RAMIREZ

Con un llamado a que cese el genocidio y el etnocidio que afectan a los pueblos indígenas, perpetrados por militares, paramilitares y otros actores que agreden, intimidan y violan los derechos de estos pueblos; y para detener la violencia de multinacionales, trasnacionales y algunas ONG, que generan divisiones en las comunidades, especialmente en las mujeres, este fin de semana se realiza un Encuentro de Sensibilización Sur-Norte, en la ciudad asturiana de Gijón. Lo organiza Soldepaz Pachakuti y reúne voces de mujeres indígenas de Ecuador, Honduras, la Nación Mapuche, Colombia y Nicaragua.

La solidaridad internacional, la que se vive y se comparte desde la organización Pachakuti no es otra cosa que la apuesta por la paz “que no es sólo ausencia de guerra”, sino la búsqueda de justicia y equidad… De las realidades de los pueblos indios, sus luchas contra los proyectos trasnacionales, la criminalización de la protesta en América Latina, la defensa del territorio, la movilización, las posturas de los pueblos originarios ante el cambio climático, el extractivismo versus conservación y las alianzas de mujeres, se habla estos días en que se intercambian experiencias y se teje la solidaridad.

Mónica Chuji, de la Confederación Nacional de Organizaciones Indígenas de Ecuador (Conaie), destacó el abismo que separa a las naciones indígenas de las políticas implementadas por el presidente Rafael Correa quien, entre otras cosas, se ha atrevido a señalar cuál debería ser el perfil del dirigente de la Conaie “a quien considera muy pequeño”; la nicaragüense Rose Cunningham habló de algunas “cosas buenas que se han conseguido para las comunidades”, al tiempo que se refirió a “malas compañías” de Daniel Ortega, quien pactó con “los más malos de los malos” para conseguir la presidencia.

En la apertura de la primera sesión, el moderador Pablo Vega dedicó unas palabras de aliento y solidaridad al pueblo saharaui, violentamente reprimido por el gobierno de Marruecos el pasado 8 de noviembre. En España toda esta semana no han cesado las movilizaciones de solidaridad con un pueblo al que hace 35 años se le arrebató su país: el Sahara Occidental. En Gijón este sábado habrá una acción de repudio a Marruecos.

Pese al bloque mediático, llegan los informes de que en El Aaiún, ocupado por Marruecos, la población saharaui permanece aterrorizada, pues las autoridades marroquíes persisten en secuestrar, detener y torturar, así como el allanamiento sistemático de hogares. Solidaridad es lo que se necesita y de esto y más se habla estos días en Asturias.

losylasdeabajo@yahoo.com.mx - http://desinformemonos.org